top of page

Imponen millonaria multa a Sura por restringir servicios de salud



La Superintendencia de Salud impuso una multa por 5.800 millones de pesos a la EPS Sura, tras comprobar que restringió el acceso a los servicios de salud de una usuaria de 75 años en condición de discapacidad, residente en Barranquilla, que tiene diagnosticadas múltiples patologías neurológicas que afectan su movilidad y su calidad de vida.



Los hechos ocurrieron en noviembre de 2022, cuando la Superintendencia tuvo conocimiento de presuntas demoras en la atención de medicina especializada, por cuenta de una falta de valoración del médico tratante para la determinación y autorización de servicios de salud domiciliarios, entre ellos, el cuidado de enfermería y el suministro de una cama hospitalaria.


Dicha investigación dejó en evidencia que la EPS y su red de servicios impuso barreras en los servicios de manera integral, continua y oportuna, empezando por la falta de una valoración médica que requería desde octubre, la cual se llevó a cabo solo el 20 de diciembre de 2022. Adicionalmente, se evidenció que a la paciente le enviaron los resultados de una valoración médica que no se hizo.


“No se entiende cómo el señor Gino recibió de la EPS un concepto médico fechado el 16 de diciembre de 2022, con información resumida de unas condiciones de salud e identificación de lo visualizado en la humanidad de su señora madre, así como unas conclusiones médicas amparadas claramente en una visita domiciliaria realizada a la paciente el 20 de diciembre de 2022, es decir, 4 días después del concepto, frente a lo cual se estaría ante un evento de presunta falsedad documental y una eventual falta a la ética médica de la profesional firmante de ese documento”, señaló la Supersalud.



Para fijar esta sanción de tal magnitud, el ente de control tuvo en cuenta la reincidencia, pues Sura ya había sido sancionada en 2015 por hechos similares con una multa de 50 salarios mínimos legales vigentes.


Finalmente, la Supersalud ordenó remitir esta decisión al Tribunal de Ética Médica del Atlántico y a la Fiscalía General para que analicen las actuaciones a que hubiere lugar, por la presunta generación de un concepto médico del 16 de diciembre de 2022, sobre el estado de salud de la paciente, sin que para ese entonces se hubiere valorado. COLPRENSA

Comments


bottom of page