Superfinanciera pide prudencia a la hora de invertir en criptomonedas



Últimamente el apetito por criptomonedas o criptoactivos ha venido creciendo a nivel global y Colombia no ha escapado de esa tendencia. Sin embargo, este viernes las autoridades hicieron un llamado a la prudencia a la hora de invertir en estos.


Lea también: Sector financiero podría empezar a tener pérdidas por efecto de COVID-19


El superintendente Financiero, Jorge Castaño, indicaba precaución al respecto: “esto no es para que la gente invierta todo su dinero, por favorción. Hay muchos elementos que no se logran explicar: como el comportamiento y la justificación del precio, la altísima volatilidad. Aquí no hay elementos técnicos que nos ayuden a entender muy bien y, por lo tanto, hay un segmento casi que en el borde de la especulación que no es para todo el mundo. Prudencia por favor, los colombianos tenemos que entender muy bien que el dinero no crece en los árboles ”


Añadió que las personas no deben pensar en meter todos sus ahorros en criptoactivos con la esperanza de enriquecerse de la noche a la mañana “porque un criptoactivo de un día a otro logró romper precios extraordinarios, no nos dejemos llevar por eso. Le mando un mensaje de prudencia a los colombianos ”.


Recordó que el sandbox de la Superfinanciera en coordinación con el Banco de la República, Presidencia de le República, la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF), la Superintendencia de Sociedades, la DIAN, la Superintendencia de Industria y Comercio, MinTIC, entre otros, ha construido un escenario de prueba donde 9 entidades financieras en asocio con plataformas de intercambio de criptoactivos van a llevar a cabo un cabo un piloto (que inicia en marzo) para que se puedan comprar y vender criptomonedas; controlando riesgos desde la perspectiva operativa, de seguridad de las transacciones y desde la perspectiva de la prevención de lavado de activos.


Lea también: Los efectos de la inmunización en la confianza del sector privado


Aclaró que "este piloto no cambia las reglas de juego de funcionamiento, no compromete al Estado para garantizar ni para reconocer absolutamente nada, es un espacio para probar". COLPRENSA