top of page

Siga estas recomendaciones para su presupuesto familiar



Frente al amago de crisis económica y los vientos de recesión que generaron alarma en todo el país, especialmente por las cifras que dio a conocer el pasado mes de febrero el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), sobre el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2023, que apenas subió 0,3 % en el cuarto trimestre –el registro más bajo de la última década–; y el pobre crecimiento de la economía el año anterior que, según la entidad, fue tan solo del 0,6 %, las familias comenzaron a sentir la necesidad de apretarse el cinturón en los gastos.


Asimismo, pese a que la inflación ha mostrado signos positivos de recuperación, en febrero fue de 7,74 %; y el desempleo, poco a poco, se va a acercando a un solo digito, el enero se ubicó en 12,7 %, la desaceleración económica viene golpeando y con fuerza las finanzas de los hogares.



Ante esta situación, ha surgido la necesidad de crear un presupuesto familiar, es decir, una hoja de ruta que les permita a los jefes de hogar u ordenadores del gasto en las viviendas hacer cuentas claras, y por escrito, de los ingresos y los gastos, esto con el fin de organizar la plata y, en lo posible, hacerla rendir en tiempos de “vacas flacas”.


Dayan Cifuentes, docente del Programa de Finanzas y Negocios Internacionales, Virtual, de Areandina, sede Bogotá, revela cuatros Tips que pueden aplicar fácilmente las familias y que les permitirá organizar mejor sus finanzas, no solo para gastar con mayor moderación, sino también para ahorrar más.


1. Establezca y organice cuáles son los ingresos mensuales: Anote, por ejemplo, el salario mensual que reciben los miembros de la familia, sobre todo aquellos que están trabajando, y tenga en cuenta los otros ingresos que se generan como las rentas, las ventas u otras fuentes de ingreso de dinero. “Estos datos son fundamentales porque son la base para conocer cuánto realmente necesitamos para mantener financieramente nuestro hogar”, dice Cifuentes.


2. Identifique cuáles son los gastos de la familia: Para ello, haga una lista iniciando por los gastos básicos, como son el arriendo, los servicios públicos (luz, agua, gas), la alimentación, el transporte (peajes, gasolina, pasajes), la educación (colegio o universidad) y si tiene mascota debe incluir el costo de su comida y manutención. Igualmente, tenga en cuenta los gastos adicionales, entre ellos, el pago de servicios como internet, televisión por cable y celular, además no olvide lo que valen las plataformas streaming como Netflix, Disney, Spotify, Amazon Prime, entre otras. Finalmente, explica Cifuentes, “es importante contar los gastos por pagar (deudas) que se hayan adquirido con entidades financieras, como tarjetas de crédito, créditos de libre inversión, educación y de vehículo, entre otros; y finalmente, no olvide los gastos de ocio, como cine, restaurantes, salón de belleza, viajes, ropa, gimnasio, etc.; y los gastos extraordinarios, como el pago de impuestos, reparaciones al inmueble, compras de urgencias, en fin”.


3. Compare los gastos con los ingresos: Sencillo, sume todos los ingresos y a ese valor réstele el total de los gastos, ese resultado le dirá realmente cuál es el saldo real que tendrá que manejar como presupuesto mensual. Pero, recuerde que este valor puede variar cada mes, debido a que puede subir algún servicio básico, entre otros. “Este ejercicio se realiza solo para saber qué ajustes se deben hacer en el presupuesto familiar y también para conocer si es posible ahorrar”, señala la docente de Areandina.


4. Si puede, siempre tenga presente un ahorro de emergencia: Después de conocer el saldo de ingresos menos los gastos, revise si queda dinero para ahorrar, es decir, una reserva de plata que puede utilizar para cubrir los diferentes imprevistos que puedan suceder, como reparaciones locativas, pago de medicamentos por enfermedad, reparación del automóvil o moto, pérdida de empleo, etc.



Según Cifuentes, al realizar estos tips usted está dando el primer paso para hacer el primer presupuesto y con ello conocer rápidamente cuánto dinero se está gastando y determinar cuáles son los gastos prioritarios y cuáles son los ocasionales. Esto, además, le permitirá saber dónde debe recortar o ajustar. “Mensualmente haga este ejercicio y revise si existen fugas de dinero. Recuerde, que la mejor planificación presupuestal se realiza siempre en familia”.


Finalmente, no olvide que para realizar el presupuesto existen diferentes herramientas, desde una hoja de papel, hasta un documento en Excel o alguna aplicación de celular que puede descargar para este fin. De hecho, muchas de estas apps son gratuitas y le ayudarán de manera sencilla a hacer el seguimiento a sus ingresos, gastos y ahorros, algunas también le enviarán recordatorios de pago de facturas. Entre las más reconocidas se encuentran: Mint, Empowe, Honeydue, Homebudget with sync, Spendless money y Budget planner. DATAIFX

コメント


bottom of page