Recomendaciones para elegir Presidente

Por: Priscila Celedón



Comienza por leer la historia del siglo XX de tu país, tu Constitución Política, revisa la historia reciente de este siglo XXI, sal de los comentaristas furtivos de la política, que se multiplican para asustarnos y repetirnos libretos terribles cada 4 años. Elige presidente como si eligieras al cirujano que te va a operar. Recuerda que no estamos eligiendo al más divertido, al mejor músico, a un boxeador que nos divierte con el mejor bullying y golpe verbal, sino a quien definirá nuestro destino.


Analiza su perfil profesional a detalle, su experiencia, su capacidad de tomar decisiones, quienes son sus aliados, que ha hecho bien y mal en el pasado. Mira bien cómo ha manejado crisis, verifica su conocimiento del país, su experiencia internacional, asimismo piensa cómo te sentirás cuando te represente, su equilibrio para tomar decisiones, su capacidad y firmeza para impulsar cambios en tu país.


Lea también: La democracia colombiana en vilo


También revisa sus propuestas, en el caso colombiano, que es la elección más cercana, considera su compromiso con el cumplimiento de los acuerdos de paz, su concepto de construcción de sociedad, su visión de la protección ambiental y su planteamiento de las garantías sociales en este complejo país de regiones, en fin revisa a solas todo lo que puedas.


Ahora bien, te recomiendo no investigar en las redes sociales, ni facebook ni twitter, nada de medios televisivos y prensa digital o impresa oficialista, sea nacional o regional, no te servirán de nada, solo te confundirán más, esa es tristemente ahora la misión de muchos de estos medios.


Busca mejor a profundidad en google sus hojas de vida, lo que hacían, por ejemplo hace diez años, ve y lee medios internacionales respetados (WSJ, Financial Times, The NYT, El País, The Economist, BBC, entre otros), para saber cómo ven al país desde fuera y qué pronostican. Analiza y compara en páginas como las del Banco Mundial, Transparencia Internacional, el FMI, Cepal, entre otras organizaciones, cómo estamos frente a otros países en competitividad, transparencia, inversión pública, pobreza, desarrollo social, gestión ambiental, etc.


Si puedes, date un paseo y visita las zonas rurales, escucha a los campesinos, a los obreros, a las mujeres, a los viejos de los pueblos pequeños, a los de la informalidad, comprende su vision de país y los problemas que plantean. Ellos siempre son los últimos en la cadena de escucha y propuestas, pero ellos también representan el atraso o el avance de un país.


Tienes tiempo para hacerlo bien, saca el espacio por ti, por tu familia y los demás. Asume tu deber ciudadano, evalúa qué se repite cada 4 años en época electoral y mira tu vida en relación con los gobiernos de los últimos 10 años, por ejemplo.


Lea también: El día electoral en la vida de un hombre llamado Simón


Entonces sí estarás listo(a) para decidir a solas y votar por un presidente responsablemente. No tendremos un gobierno perfecto para cada uno, no es posible complacer a todos, pero si podemos siempre mejorar, toma tu decisión a conciencia sin la presión de los medios y las redes, de seguro podremos fortalecer la democracia y avanzar.