top of page

Los protagonistas del escádalo de los carrotanques en La Guajira

Actualizado: 4 may



Lo que inicialmente se iba a convertir en una de las apuestas más grandes del Gobierno Nacional y de la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres, Ungrd, para llevar agua potable al departamento de La Guajira, a través de carrotanques, se convirtió en uno de los hechos más grandes de presunta corrupción en la administración de Gustavo Petro.


Son al menos cinco los personajes que estarían inmersos en este caso pese a que varios de ellos niegan nexos con este escándalo que habría tenido sobrecostos de hasta $7.000 millones como lo ha confirmado en informes preliminares la Contraloría General de la República.


La génesis del caso arrancó cuando Olmedo López, un político tradicional de Antioquia llegó a dirigir la Ungrd, donde estuvo hasta que la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República anunció que interpondría las correspondientes denuncias ante la Fiscalía General de la Nación.



Las irregularidades empezaron a hallarse cuando medios de comunicación confirmaron que los carrotanque estuvieron parados en La Guajira, después de cuatro meses de haberse hecho la compra a tres empresas que, coincidencialmente, estaban ligadas entre sí.


La compra de los carrotanques tuvo un valor de $46.800 millones y se dio en octubre del año pasado cuando el Gobierno Nacional decidió empezar mediante decretos a solucionar la crisis social en el departamento de La Guajira.


Los ungidos para el contrato fueron elegidos de forma aleatoria, proceso en el cual participó el mismo exdirector de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, Olmedo López. Media hora después de abierto el proceso de selección, los ganadores fueron Luket SAS, Brand SAS e Impoamericana Roger SAS.


Las empresas ganadoras no tendrían la experiencia en la venta y compra de carrotanques necesitados para el suministro de agua en La Guajira, toda vez que se dedican al comercio de productos de ferretería, abarrotes y carne de animal muerto apta para el consumo.


Las irregularidades no solo habrían estado con el direccionamiento del contrato, sino que habría tenido sobrecostos de hasta $22.000 millones que investigarán la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía, tras la denuncia radicada por la Secretaría de Transparencia de Palacio de Gobierno.


De exalcalde a poderoso funcionario


El nombre del exalcalde de Sabana de Torres, Santander, y quien llegó al poder de la mano del cuestionado Clan Aguilar, Sneyder Pinilla, fue designado como subdirector de Manejo de Desastres, pero tuvo que renunciar en medio del escándalo de la compra de los carrotanques.


Según las propias investigaciones de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, Pinilla sería uno de los ‘cerebros’ en este escándalo de presunta corrupción, toda vez que en la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres era el segundo al mando después de Olmedo López, el mismo director de la entidad.


Las denuncias indican que Pinilla habría aprovechado su posición en la Ungrd para realizar cuestionados procedimientos en desarrollo del contrato SMD-GS-CTQ192-2023 del 12 de octubre de 2023, con el que se hizo una de dos compras de lotes carrotanques para atender la calamidad por agua en La Guajira.



Ahora, en medio del escándalo, ha pedido a la Fiscalía General de la Nación avanzar en un principio de oportunidad con el cual se compromete a delatar a los otros políticos que habrían estado involucrados en este escándalo de corrupción que ha permeado a las más altas esferas del Gobierno Petro.


El documento, firmado por el exfiscal Luis Gustavo Moreno Rivera, abogado de Sneyder Pinilla, se pide a la Fiscalía avanzar en un principio de oportunidad a su favor con el cual el exfuncionario del Gobierno Nacional se compromete a contar detalles del escándalo de corrupción que lo llevó tanto a él como a Olmedo López a renunciar a sus cargos.


“Solicito de manera urgente y respetuosa una reunión para establecer canales de comunicación que le permitan a Sneyder Pinilla contarle al país, a la justicia y en especial al departamento de La Guajira, lo que realmente sucedió y quienes participaron”, afirmó el abogado apoderado del exalcalde de Sabana de Torres, Santander.


Dineros en tiempos preelectorales: $4.000 millones en cuestión


Pese a que en la matriz de colaboración para un principio de oportunidad con la Fiscalía General de la Nación, Sneyder Pinilla no mencionó a otros políticos más que a los presidentes del Senado y Cámara de Representantes, el exfuncionario de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres ‘prendió el ventilador’ y señaló a una alta funcionaria del Gobierno de estar inmersa en el escándalo de la compra de carrotanques.


En diálogo con Semana, Sneyder Pinilla reveló el papel que la alta consejera para las Regiones, Sandra Ortiz, habría cumplido en medio del escándalo y la relación que jugó con el presidente del Senado, Iván Name, quien es de su mismo partido político: la Alianza Verde.


El exalto funcionario de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo afirmó que entre septiembre y octubre de 2023 hubo reuniones con Sandra Ortiz, el mismo Olmedo López y el ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, para coordinar “coimas” por altas sumas de dinero.


Pinilla confesó que López, cuando fue su jefe, le ordenó entregarle al presidente de la Cámara de Representantes, Andrés Calle, una suma de $1.000 millones mientras que para el presidente del Senado, Iván Name, se destinaron hasta $3.000 millones.


“Es ahí cuando nace el contrato de los carrotanques, para poder entregarles a estas dos personas, al doctor Name y al doctor Calle…. la orden de proveeduría se hace el 12 de octubre, en un par de horas. Lo que yo hago es que le digo a un contratista que es de la Unidad: ‘Venga, hágame un favor, présteme 4.000 millones de pesos… Ese contratista me presta los 4.000 millones y son los que yo posteriormente entrego. Había un afán muy grande de entregar el recurso, pero yo no había encontrado la forma de hacerlo, claro, porque no teníamos presupuesto”, explicó Pinilla de dónde salieron esos recursos que serían ‘coimas’.



En su diálogo con Semana, Sneyder Pinilla confesó también que la entrega de esos dineros se dio en maletas negras cargadas con altas sumas en billetes de $50.000 y $100.000. “Como dos, tres maletas, en cada una metí un recurso. La entrega de Name se hace en dos días y la entrega de Montería se hace en un solo día”.


“Bueno, es que ella era la mensajera, por eso es importante en el proceso. La doctora Sandra fue la mensajera para el tema de Name, para nada más. Fue la persona que Name destinó para que se hiciera la entrega. Ella era la mensajera”, afirmó el exfuncionario de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, que está inmerso en un proceso judicial por presunta corrupción. COLPRENSA

Comments


bottom of page