top of page

¡Hacia el Gran Caribe!



Muy significativo resultó durante la celebración conjunta de los mandatarios electos de Barranquilla, Alex Char, y del Atlántico, Eduardo Verano, que estos hablaran de internacionalización, para significar la manera de proyectarnos desde este territorio hacia el resto del mundo, insertándonos en la economía globalizada de hoy, y las oportunidades que podemos tener allende el mar.


En ese sentido, volvemos a insistir desde esta tribuna, en la necesidad de reconocernos sobre la realidad muy cercana que nos rodea. En efecto, somos el centro del Gran Caribe – no solo la esquina de Suramérica – compuesto por 24 países de Centroamérica y del Caribe insular, cuya población está cercana a los 160 millones de habitantes (16 veces la de nuestra región Caribe), que en su gran mayoría hablan español y comparten muchos de nuestros hábitos, costumbres, gustos, afinidades, etc. Importan gran parte de lo que consumen – sobre todo las numerosas islas – en mercados que son proporcionales al nuestro. Y oficialmente tenemos fronteras marítimas con 9 de esos países.



Incluso podríamos aprovechar la relación directa que varias de esas islas tienen con Europa: Martinica y Guadalupe son departamentos de Francia en ultramar; Curazao y Aruba pertenecen al reino de los Piases Bajos (Holanda); y Trinidad y Tobago tiene una conexión especial con el Reino Unido.


En muchos ámbitos podríamos crecer: Comercio, Industria, cultura, Turismo, Idiomas, deportes, Historia, medio ambiente, etc., etc. Incluso existen una variedad de acuerdos comerciales que facilitan nuestra relación: somos miembros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC); del Proyecto Mesoamérica que integra a Centroamérica; están vigentes los TLCs con el Triángulo de Oro de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras), Costa Rica y República Dominicana. Adicionalmente, formamos parte de la Comunidad Económica del Caribe, Caricom. Solo nos falta asumir el sentido de pertenencia al Gran Caribe que perdimos hace 200 años, con el advenimiento de La República que consolidó el centralismo.


A propósito de sentido de pertenencia al Caribe, acaba de ser publicada la “Nueva Bibliografía Histórica del Caribe Colombiano (1990- 2023)”. Un estupendo trabajo realizado por los profesores Sergio Paolo Solano D, Maribel de la Cruz Vergara, Roicer Flórez Bolívar y Muriel Vanegas Beltrán bajo el auspicio del Programa de Historia y del Laboratorio de Investigación Histórica en Estudios Coloniales (LIHEC) de la Universidad de Cartagena que: “…comprende 3925 títulos de libros, capítulos de libros, artículos de revistas, tesis de postgrados y de pregrado, producido, casi en su totalidad, entre 1990 y lo que va corrido del 2023. Solo un 2,4 % corresponden a trabajos elaborados antes de 1990. Los trabajos publicados (935 libros y 2066 capítulos de libros y artículos de revistas) comprenden casi el 76,5 % de ese total y las tesis el resto…”.



Como se aprecia es una gran labor de compilación de 12 meses y que arranca cronológicamente desde principios de 1990 cuando empezaron a funcionar la maestría en Historia de Colombia que la Universidad Nacional trasladó a Barranquilla mediante convenio con la Universidad del Atlántico, así como los Programas de Historia de la Universidad de Cartagena (1992) y de la Universidad del Atlántico (1994) y la Universidad del Norte con su Departamento de Ciencias Sociales e Historia (1989).


Ahora solo falta empeño, decisión y liderazgo de nuestros manadatarios y del sector productivo para cumplir la tarea que consagra nuestra Constitución Nacional en su artículo 227: “..El Estado promoverá la integración económica, social y política con las demás naciones y especialmente, con los países de América Latina y del Caribe…sobre bases de equidad, igualdad y reciprocidad…”


Todo parece indicar que ahora será distinto.


@vherreram

bottom of page