¿En qué consiste la "fuerza de choque" propuesta por la Policía a Petro?



El director de la Policía, mayor general Henry Sanabria, anunció que el EEscuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, de la Policía dejará de existir tal como se conoce hasta ahora para darle paso a la Unidad de Diálogo y Acompañamiento a la Manifestación Pública.


Con nuevos colores en las tanquetas, así como en los uniformes y cascos, la Policía buscará posicionar, al menos visualmente, una nueva fuerza de choque cuyo último fin será la confrontación directa, como lo ha reiterado el director de la Policía.


Lea también: Capturan a 10 policías implicados en asesinato de tres jóvenes en Sucre


El mayor general Sanabria, además, ha sido enfático en que es necesaria la existencia de este grupo para “proteger” a los ciudadanos durante las manifestaciones, solo que debe transformarse.


Se han conocido de a poco cuáles serían las diferencias entre la nueva fuerza y el Esmad, unidad que Petro había propuesto desmontar cuando comenzó su campaña presidencial.


Aunque el ahora mandatario ha moderado parte de su discurso en cuanto al desmantelamiento del escuadrón, lo cierto es que siempre ha urgido por una formación en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario para los integrantes de la fuerza pública.


Y es precisamente hacia el enfoque de derechos humanos que apuntaría la nueva Unidad de Diálogo y Acompañamiento a la Manifestación, de acuerdo con los primeros detalles que entregó el director de la Policía. Esa mirada existe desde el Esmad, según ha dicho la institución; sin embargo, las denuncias ciudadanas por el abuso de la fuerza y de las armas no letales le han restado legitimidad.


Lea también: Un testimonio y una foto, las pruebas para esclarecer la masacre de Chochó


De esta manera, el accionar de la nueva unidad iniciaría con un diálogo, una diferencia clave entre las dos fuerzas. Se trata de un grupo encargado de “intervenir y entrar en contacto” con los manifestantes, para “contener la violencia y la afectación al bien público y vida e integridad de los terceros”, explicó el director de la Policía.


Sin embargo, habrá otro grupo especializado que hará las veces del Esmad cuando las protestas se salgan de control. “Algunas veces en esas confrontaciones alguien trata de salirse de casillas, este dispositivo será el encargado de detectar y sacarlo del sitio”, dijo el mayor general Sanabria.


Otro cambio sustancial tendrá relación con el uso de las tanquetas, que no solo cambiarán de color sino que algunas de ellas serán empleadas como ambulancias para extraer a las personas heridas –civiles y policías– de las manifestaciones.


Lea también: La Policía debe cambiar para recuperar su legitimidad


De esta manera, la Unidad quedará con tres tipos de vehículos: los ya mencionados, los de transporte de personal y los que incluyen dispositivos de lanzamiento de agua, precisó Sanabria a Noticias Caracol.


Los colores de los cascos y uniformes también tendrán modificaciones. “Un uniforme con unos visos especiales de identificación, casco blanco y protectores corporales que eviten que el policía sea lesionado en partes sensibles”, aseguró Sanabria sobre los cascos blancos y azules que llevaría el grupo de diálogo. COLPRENSA