En julio se deterioró la confianza del consumidor: DANE



Este jueves, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) reveló que en julio de 2022, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) en las 23 ciudades y áreas metropolitanas fue 34,8, lo que representa un descenso de 3,6 puntos frente al registrado en junio de ese mismo año.


Por sexo, este indicador fue 36,41 para los hombres y 33,74 para las mujeres. En el trimestre mayo-julio de 2022, el promedio para las 23 ciudades del Indicador de Confianza del Consumidor fue de 36,2%. Al desagregarlo por ciudades, Cúcuta y su área metropolitana reportó el porcentaje más alto del ICC, con 48,0%, y Cartagena mostró el más bajo, con 17,7%.


Lea también: Confianza comercial e industrial se deterioró en julio: Fedesarrollo


El 43,4% de las personas jefes de hogar y sus cónyuges en las 23 ciudades y áreas metropolitanas afirmó en julio de 2022 que la situación económica de su hogar era peor en comparación con la vivida 12 meses atrás; para el 38,0% era igual. Respecto a la situación económica del hogar dentro de 12 meses comparada con la actual, para el 39,1% será igual, para el 24,4% mejor y para el 21,7% peor.


Al preguntar por la situación económica del país, en julio de 2022, el 56,3% dijo que era peor con respecto a la vivida en el mismo mes del año anterior; para el 9,3% era mucho peor. Respecto a la situación económica del país dentro de 12 meses comparada con la actual, el 34,7% manifestó que será igual, el 22,7% mejor y el 24,7% que será peor.


Por otra parte, el 64,9% de los y las jefes de hogar en las 23 ciudades y áreas metropolitanas sostuvo que en julio de 2022 no tuvo mayores posibilidades de comprar ropa, zapatos, alimentos, etc., en comparación con la situación económica de hace un año; el 28,5% tenía las mismas posibilidades y el 6,6% tenía mayores posibilidades de realizar estas compras.


Así mismo, el 78,6% dijo que tenía menores posibilidades de que él, ella o alguno de los integrantes del hogar realizara compras de muebles, televisor, lavadora u otros aparatos electrónicos; el 19,8% reportó que tenía las mismas posibilidades y el 1,5% que tenía mayores posibilidades de hacer este tipo de compras.


A su vez, en las 23 ciudades y áreas metropolitanas, para julio de 2022, el 85,7% de las personas que hacen parte de la jefatura del hogar dijo que él, ella o alguno de los miembros del hogar no tendrán dinero disponible en los próximos 12 meses para salir de vacaciones.


El 80,7% de los y las jefes de hogar y sus cónyuges manifestó que no tenía posibilidades de ahorrar parte de sus ingresos y el 6,8% dijo que no tenía ingresos. Por su parte, frente a la pregunta “¿cómo cree usted que se comportarán los precios en el país en los siguientes 12 meses comparados con los 12 meses anteriores?”, 49,4% de las y los jefes de hogar contestaron que aumentarán mucho y 25,2% dijeron que aumentarán igual.


Mientras que, para la pregunta cómo cree que se comportara el empleo en los próximos 12 meses, el 37,7% contestó que permanecerá igual, el 26,4% dijo que disminuirá mucho y el 17,3% que aumentará poco.


Frente a la pregunta “¿en que actividad ocupó la mayor parte del tiempo la semana pasada (los últimos siete días)?”, el 51,4% de los jefes de hogar contestaron que estaban trabajando y el 34,9% que estaban dedicados a oficios del hogar. A su vez, el 91,7% de los jefes de hogar manifestaron que durante la última semana no estaban trabajando remotamente desde su casa (teletrabajo, trabajo en casa, modalidad virtual de trabajo).


Lea también: Tasas de interés finalizarían 2022 en 10%: Fedesarrollo


El 23,8% que trabajó remotamente durante la semana pasada lo hizo 42 horas o más. Por su parte, el 87,6% de los jefes de hogar indicaron que en el siguiente mes quisieran continuar trabajando remotamente desde la casa y 53,9% dijeron que después de la pandemia la frecuencia con que quisieran trabajar remotamente sería cinco o más días por semana. A su vez, el 50,3% de los jefes de hogar de las 23 principales ciudades considera que las actividades de trabajo que realizan no están relacionadas con la formación educativa que obtuvo en el pasado y el 50,8% afirma que la educación que recibió en el pasado es adecuada para logras sus aspiraciones laborales.


En cuanto a los beneficios que han tenido por trabaja remotamente, el 49,1% de los jefes de hogar manifestaron que tiene más tiempo libre y el 28,4% mejor ambiente laboral. A su vez, el 22,0% utiliza el bus urbano tradicional para ir al trabajo el 19,2% en transporte masivo articulado, el 13,9% a pie, el 17,1% en automóvil particular y el 19,5% en moto particular.


En cuanto al tiempo que demoran los jefes de hogar en su ida al trabajo, en promedio, en el mes de julio, fue de 43,9 minutos. Por sexo esta distribución fue de 42,0 minutos para los hombres y de 46,5 minutos para las mujeres. En junio del mismo año este tiempo era de 46,1 minutos y la distribución por sexo era 44,4 y 48,7 minutos, respectivamente.


El 93,7% de los jefes de hogar opinan que actualmente en Colombia hay desigualdad en el ingreso de entre pobres y ricos. Por rango edad, el 96,1% de los encuestados que está entre los 10 a 24 años están de acuerdo con esta opinión. Al mismo tiempo, en una escala de 1 a 5, en donde 1 es nada y 5 mucha, el 49,7% cree que el Estado tiene mucha responsabilidad en reducir las diferencias en ingresos entre pobres y ricos, el 27,4% cree que la responsabilidad es principalmente de las empresas privadas y el 21,6% lo atribuye a las personas de altos ingresos.


En el caso de su opinión sobre el porcentaje de la población del país que es pobre, los jefes de hogar el 46,3% opinaron que entre el 61 al 80 y por sexo esta distribución es prácticamente igual entre hombres y mujeres 46,0% y 46,6%, respectivamente.


En cuanto a la pregunta sobre qué parte de sus ingresos mensuales consideran que debería dedicar al pago de impuestos, el 96,6% los jefes de hogar de las 23 principales ciudades y áreas metropolitanas manifestaron que de 0% a 20%. Distribuido por sexo para esta misma proporción, el 96,3% fueron hombres y el 96,9% mujeres.


Por otro lado, comparado su nivel de vida con el de sus padres cuando tenían su edad, el 51,3% se consideraba era casi igual, el 26,9% más rico y el 14,3% más pobre.


Lea también: ANIF vuelve a elevar pronóstico de crecimiento de la economía en 2022


Y comparado su nivel de vida que cree que tendrán sus hijos cuando tengan su edad, el 33,8% indicaron que sería casi igual, el 38,2% más rico y 5,1% más pobre. Por su parte, ante la pregunta si se consideraba pobre el 43,4% contestaron que sí. Distribuido por sexo, el 41,8% fueron hombres y el 44,5% mujeres.


Finalmente, en julio de 2022, y durante el último mes previo a la encuesta, el 2,5% de los jefes de hogar confirmaron que alguna persona conocida, que residía o no en su misma vivienda, ejerció violencia psicológica dejando de hablarle o ignorándolo. Este tipo de violencia se presentó más hacia las mujeres, con un 2,6%, mientras que para los hombres fue de 2,3%. Las personas que tuvieron este comportamiento fueron otras personas o familiares, con 41,7%; los vecinos/as, con 28,4%, y la pareja o expareja, con 18,6%. DATAIFX