Contratación directa de la Alcaldía de Barranquilla fue del 98% en 2020



La Alcaldía de Barranquilla celebró el año anterior un total de 2.032 contratos por un valor global de $549.668.347.620, de los cuales el 98% (1.996 contratos) se realizaron por contratación directa y el 95% de los recursos (unos $524.000 millones) fueron comprometidos en los primeros tres meses de la administración Pumarejo.


Esto representó una reducción significativa con respecto al primer año de la anterior administración (Char II), pues en 2016 el Distrito realizó 2.399 procesos contractuales por un valor global de $2.4 billones.


Lea también: Alex Char y el deterioro financiero de Barranquilla


De esos 2.399 procesos contractuales del primer año de la segunda administración de Alejandro Char, el 93% se realizó por contratación directa y durante el primer trimestre del mandato se comprometió el 11% de los recursos de todo 2016 (unos $258.000 millones).


Por objeto contractual, el gasto de contratación de la alcaldía de Barranquilla en 2020 se distribuyó de la siguiente manera: 29% en contratos relativos a educación, cultura y deporte ($158.000 millones); 25% en contratación de personal ($136.000 millones), 17% en préstamos a bancos comerciales y seguros ($96.000 millones), 15% en suministros y servicios ($80.000 millones), 7% en arrendamiento de inmuebles ($39.000 millones), 6% en salud y atención a grupos vulnerables ($34.000 millones) y un 1,5% en Comunicaciones y publicidad ($8.000 millones).


Por modalidad de contratación, la administración Pumarejo celebró 10 licitaciones públicas, 9 selecciones abreviadas, 13 contrataciones de mínima cuantía, 2 Asociaciones Público Privadas (APP), 2 subastas y 1.996 contrataciones directas.


La información fue revelada por un estudio sobre la contratación de la Alcaldía de Barranquilla durante 2020 realizado por la Corporación Caribe – Corcaribe y publicado esta esta semana.



El estudio también encontró un enorme desfase entre la planeación y la realidad contractual, no existiendo coherencia entre el Plan Anualizado de Adquisiciones y la contratación realizada. Es así como el distrito planeó realizar 52 licitaciones públicas y solo llevó a cabo 10, también esperaban realizar 73 selecciones abreviadas y solo se hicieron 9, aspiraban a 57 procesos de contratación de mínima cuantía y alcanzaron a 10.


Lea también: Colombia continúa con alta percepción de corrupción


Pero lo alarmante es el tema de la contratación directa, pues lo planeado eran 419 procesos por esta modalidad y terminaron siendo 1.996, es decir, cerca de cinco veces más que lo planeado.


Nueva administración, nuevo personal, nuevas deudas


Un dato que llama la atención es que el 98% de todos los contratos fueron realizados por la modalidad de contratación directa, es decir, sin que hubiese mediado competencia o pluralidad de proponentes y un 93% de los contratos se firmaron para emplear personal adicional a la planta de de carrera de la alcaldía durante los primeros tres meses de la administración Pumarejo, lo que significó un gasto en 2020 de unos $136.000 millones


Por otra parte, en los dos primeros meses de la administración la Alcaldía le pidió prestado a la banca comercial $95.000 millones por medio de créditos de tesorería distribuidos así: Banco Santander, $42.000 millones; Banco de Occidente, $33.000 millones y Bancolombia, $20.000 millones, lo que hace presumir que las arcas distritales se encontraban vacías a la llegada del nuevo alcalde.


Vea el informe completo aquí


Pluralidad de oferentes


En los procesos contractuales donde se da competencia, como son las licitaciones públicas, las selecciones abreviadas y la contratación de por mínima cuantía, el estudio encontró en uno de cada cuatro procesos se presentan menos de tres oferentes.


En 4 de cada 10 procesos contractuales se presentan entre 3 y 5 proponentes y en el 35% de los casos se presenta un número significativos de proponentes que, formalmente, permite asumir que se dio una verdadera competencia entre proponentes, indica el estudio.