¿Cómo actuar frente a casos de acoso y ciberacoso desde las aulas?



La estadística actual sobre los casos de acoso escolar en Colombia, siguen siendo preocupantes, pues, según registros de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la ONG Bullying Sin Fronteras, entre enero 2020 y diciembre de 2021, hubo 8.981 casos graves de bullying en el país.


Aunque en Colombia, en el 2013 se promulgó la ley 1620 que dio origen al Sistema Nacional de Convivencia Escolar y formación para el ejercicio de los Derechos Humanos, la educación para la sexualidad y la prevención y mitigación de la violencia escolar, para Mauricio Moreno Cano, director (e) del programa de Licenciatura en Educación Infantil de Areandina seccional Pereira, el sistema facilita la labor de los docentes en las aulas para mitigar el flagelo que afecta a cientos de menores.


Lea también: Paro de educadores en zona rural de Maicao


“Desde la Ley se prevé, la creación de instancias y el diseño e implementación de rutas claras de atención que, al ser activadas de manera oportuna, ayudan a contrarrestar los efectos devastadores de este tipo de acciones que atentan contra el bienestar físico, psicológico y emocional de todo aquel que es sometido a esta clase de abuso, especialmente nuestros niños”, explica el director Moreno.


La ley ha permitido a docentes, padres cuidadores y estudiantes, identificar y tipificar las conductas propias del bullying y ciberacoso del que no existía mucho conocimiento y que impedía conocer sus prácticas. Hoy se puede identificar como un tipo de chantaje, insulto, burla, amenaza y humillación a la víctima mediante fotomontajes, videos, memes, gifs, correos, chats y perfiles falsos, entre otras modalidades, que se propagan a través de las redes sociales.


Para el experto Moreno, “este es el primer recurso que tiene todo el personal vinculado a una institución para identificar las conductas de abuso escolar y prevenir desde el aula que las consecuencias en los niños sean mayores”. Así mismo, el académico recuerda las recomendaciones de la Defensoría del Pueblo para apoyar particularmente a los estudiantes que afronten algún tipo de ciberacoso:


Active la ruta de atención en casos de acoso desde las aulas:


1. Identificación de situaciones asociadas al acoso escolar o ciberbullying.

2. Remisión de casos al Comité de Convivencia Escolar.

3. Remisión de información de los casos a las familias de las personas implicadas en los hechos de violencia escolar (acoso y ciberacoso).

4. Búsqueda de alternativas para la solución de la situación.

5. En el evento de no ofrecerse solución con los pasos anteriores, se remitirá el caso a las entidades competentes: Comisaría de Familia, ICBF, Policía de Infancia y Adolescencia, Personería, Defensoría del Pueblo.


Recomendaciones en caso de acoso o ciberacoso escolar:


1. Pedir ayuda, acudir a una persona adulta de confianza.

2. No responder a quienes considere como agresores.

3. Evitar caer en provocaciones.

4. No permitir a los menores de edad usar redes sociales o teléfonos celulares.

5. Bloquear al remitente en casos de ciberacoso.

6. Cambiar claves de acceso de manera periódica.

7. Proteger los datos personales.

8. Elegir bien a los amigos y contactos que se agregan en medios digitales.

9. Al recibir mensajes ofensivos, guardarlos como prueba, no es necesario abrirlos

10. Hacer saber a los agresores que sus acciones tienen consecuencias legales.

11. Nunca juzgar de manera precipitada, ni acusar sin tener pruebas.


Lea también: Labor social de Servientrega y Efecty, destacada por Corporación Matamoros


En esta misma línea, el Ministerio de Educación Nacional ha puesto a disposición de la comunidad educativa, y particularmente para los Licenciados en Educación Infantil un kit de herramientas para la promoción de la convivencia escolar y la prevención del maltrato, al cual se puede acceder de forma gratuita a través de la página https://colombiaaprende.edu.co/