Al Puerto le fue muy bien



Aunque parezca increíble al Puerto de Barranquilla le fue muy bien en los resultados económicos y de volumen de carga durante el año pasado. Incluso, nunca antes en su historia había obtenido tan buenos resultados. En efecto, el aumento en el volumen de carga fue del 15%, en relación con el 2020 y del 6% con respecto al 2019.


Lea también: Se vendió el puerto de Barranquilla


Todo ello pese a que en el 2021 no solo hubo los ya sabidos, y muy frecuentes, inconvenientes por la inestabilidad del canal del acceso, que originó que se dejaran de recibir 1millón de toneladas, sino que además a nivel mundial existió, y aún persiste, una gran crisis por la excases en la circulación de contenedores ocasionada por la pandemia, lo que a su vez provocó un aumento inusitado en el valor de los fletes que se multiplicaron por 10, resultando una impresionante disminución en el volumen de carga. En Colombia, por ejemplo, bajó de 196 millones de toneladas en el 2019 a 168 durante el año pasado.


Según nos explicó Rene Puche, presidente de la Sociedad Portuaria Regional que maneja 4 de las 10 concesiones nacionales que actualmente se ubican en del departamento del Atlántico, los buenos resultados se deben a la gran eficiencia operacional que ha adquirido el Puerto. De tal suerte, que los ingresos por cargue y descargue de las embarcaciones representan solo un 20% del total de entradas económicas de la empresa y el 80% restante se deriva de las operaciones de logística y de valores agregados en el manejo de la carga.


Pero, hay serias amenazas a corto y mediano plazo.


El cambio de gobierno, ya que la tan aplazada APP para la recuperación de la navegabilidad del Río Magdalena se adjudicaría – según ha prometido el actual presidente Duque – en el próximo mes de junio, cuando ya se hayan elegido un nuevo Congreso de la república y un nuevo primer mandatario. Recordemos que hace 4 años se aplazó el proceso licitatorio por culpa del empalme y que, además, se ha contemplado que las obras de la App comenzarían en abril del 2.023.

Los efectos del cambio climático, la incontrolada desforestación, las posibles consecuencias del Plan Maestro de Salamina y la APP del Canal del Dique que aumentarían considerablemente los sedimentos que transporta el rio y que tanto provocan la desestabilización del canal de acceso.

Los 3 mega puertos que se construyen en la zona del Urabá, en Antioquia, que tendrán un muy buen calado natural sobre el mar, que estarán conectados con los grandes centros de producción del país a través de una red de modernas carreteras de cuarta generación, que se encuentran asociados con un importante conglomerado comercial de China y que se hayan ubicados muy cerca del Canal de Panamá, paso obligado de la distribución mundial. Con todo ello, van a disputar el 54% de la carga que se mueve en el país a través de los puertos de Cartagena, Barranquilla, Santa Marta y el Golfo de Morrosquillo.


Lea también: Contraloría pide cuentas por dragado del puerto de Barranquilla


Y también existen buenas oportunidades:


  • Convertirse en la plataforma logística y el puerto principal de las operaciones off-shore de exploración y explotación que ya han comenzado en las aguas del Mar Caribe colombiano.

  • También del importante desarrollo de la región en lo que concierne a la generación de Energías Renovables.

  • Por fin, asumir su papel como capital en la costa de los 17 TLC que tiene vigentes Colombia.

  • Y decidirse a incrementar una eficiente y dinámica relación de comercio exterior con los 24 países cercanos que conforman la Gran Cuenca del Caribe.


@vherreram