top of page

Senadores que le roban oportunidades al pueblo y lo celebran

Por: Luis Ariza



Hace unos días, vi una supuesta publicación de uno de los más altos representantes de la ignorancia, la mediocridad y la estupidez mental de los tantos que existen en nuestro Senado de la República, y que sólo terminaron siendo mandaderos de los grupos corruptos y delincuenciales en que está sumido este país de mierda, parodiando al más grande autor que, extrañamente, ha dado esta tierra. ¿Por qué digo extrañamente? Es que cuesta creer que un país con esa mediocridad mental produzca elementos que la eleven, como una sola yerba buena en medio de un zarzal de yerbas malas.


Decía el comunicado de la escoria de Senador, que no diré su nombre porque en mis escritos no daré lugar a nombres ni hombres tan patéticos como el aludido: "Hemos logrado una victoria. No permitimos que haya "quórum" para que se apruebe la reforma del presidente". No dice, la reforma que favorece a millones de colombianos, sino al presidente. De ese tamaño es la mentalidad de la caterva de malandros que componen la hoy supuesta oposición, y que demuestra categórica las razones por qué el pueblo eligió entre corruptos y delincuentes, la honestidad y la razón.



¿Cuál es su victoria? Dañar millones de colombianos por complacer a una caterva de nefastos seres que lo único que han aportado al país es atraso, miseria, saqueo y falsedades. Es victoria para ellos, no para Colombia.


¿Qué hemos visto en la tal "oposición"? Nada favorable al país, ningún ofrecimiento, así sea mentira, de mejoría social, laboral, educacional o salud, no. Lo que han gritado a los cuatro vientos, y amangualados por la prensa, que sabemos es parte de la primera línea de esa recua de esos estúpidos mentales, es desinformación, falsedades, señalamientos infundados, entorpecimiento de las leyes, violentas cortinas de humo, en una guerra que, finalmente, no es contra el presidente, sino contra millones de colombianos. Esta es la única verdad que cabe, ellos combaten a Colombia entera con el supuesto de que combaten al presidente. Y es que no se ve a ninguno que diga, Bueno, lo que está haciendo el presidente es favorable a todos los colombianos, lo mismo que hemos ofrecido en todas las campañas electorales y luego nunca cumplimos, ahora debemos cumplirles y ofrecerles mejor país. No señor, la mentalidad mediocre no les da para pensar hasta esas alturas. Lo de ellos es guerra tácita y categórica contra todo el país, mientras dicen que es contra el presidente.


Basados en esa mentalidad, son capaces de hacer trizas al país, así como dijeron que harían trizas la paz que ofreció Juan Manuel Santos y lo lograron, para luego ofrecerse como los redentores con el poder de lograr lo que todo colombiano anhela, volviendo al viejo sistema que justamente aspiramos acabar porque nos tiene como auto atrancado en un hueco.


La tal “oposición” pretende que millones de colombianos nos unamos a su rabia y violencia para darles gusto. Es más, creen y viven convencidos, que somos de inteligencia mediana como ellos y nos arrean como corderos a sus expectativas. Nos creen mediocres y a cada rato lo afirman sin que lo digan. Ese cuento que han entablado contra presidencia y cada una de las intenciones sociales demuestra hasta dónde llega la mala sangre de una generación pequeña que todavía no reacciona al hecho de que somos más perspicaces de lo que imaginan.



Por ahí vi al cuestionado señor Duque, el peor presidente que ha tenido este país entre los peores, que invitará a todos los partidos políticos de todas las especies para enfrentar a Petro, como si Petro estuviera combatiendo contra la guerra que ellos han montado, porque no les ha quedado de otra, pero lo peor, dando a entender que los colombianos comemos de grupos políticos para, sumisos, correr hacia donde ellos pretenden que corramos. Así como están las cosas, la opción es volver a votar contra el, o los candidatos, que lancen en las próximas elecciones porque, en medio de la violencia y rabia de que hacen gala, son capaces de lo peor con tal de cobrar a toda Colombia el resentimiento que se reservan por pretender pensar diferente. País de mierdas, repito.

Comments


bottom of page