Los chimpancés "hablan" casi como los humanos



Los chimpancés salvajes usan para comunicarse entre ellos unas 400 "palabras" que dan forma a una especie de idioma incompleto bastante parecido al lenguaje humano, aunque todavía desconocemos lo que significan.


Los humanos son la única especie en la tierra conocida por usar el lenguaje. Lo hacemos combinando sonidos para formar palabras y palabras para formar oraciones estructuradas jerárquicamente. La pregunta, cómo se origina esta extraordinaria capacidad, todavía queda por responder.


Lea también: Los chimpancés ´reconocen´ los cráneos de sus muertos


Para rastrear los orígenes evolutivos del lenguaje humano, los investigadores suelen utilizar un enfoque comparativo: comparan la producción vocal de otros animales, en particular de los primates, con la de los humanos.


A diferencia de los humanos, los primates no humanos a menudo usan llamadas individuales, de diferentes tipos, y rara vez las combinan entre sí para formar secuencias vocales. En consecuencia, la comunicación vocal en primates no humanos parece mucho menos compleja que la comunicación humana.


Complejidad humana


Sin embargo, la complejidad del lenguaje humano no surge de la cantidad de sonidos que usamos cuando hablamos, que generalmente es inferior a 50 sonidos diferentes en la mayoría de los idiomas, sino de la forma en que combinamos los sonidos de manera estructurada para formar palabras y combinamos jerárquicamente estas palabras para formar oraciones: así expresamos un número infinito de significados.


De hecho, los primates no humanos también utilizan hasta 38 llamadas diferentes para comunicarse, pero rara vez las combinan entre sí. Sin embargo, dado que hasta ahora no se han analizado con gran detalle, es posible que no tengamos una imagen completa de la estructura y diversidad de las secuencias vocales producidas por primates no humanos.


Miles de vocalizaciones


Investigadores de los Institutos Max Planck de Antropología Evolutiva y de Ciencias Cognitivas y del Cerebro en Leipzig, y del Instituto de Ciencias Cognitivas del CNRS en Bron, Lyon, Francia, registraron miles de vocalizaciones producidas por los miembros de tres grupos de chimpancés salvajes en el Parque Nacional Taï en Costa de Marfil. Identificaron 12 tipos de llamadas diferentes y evaluaron cómo los chimpancés las combinan para formar secuencias vocales.


Lea también: Los orangutanes usan piedras para cortar y golpear de forma instintiva


“Observar a los animales en su entorno social y ecológico natural revela una complejidad no descubierta previamente en las formas en que se comunican”, dice al respecto el primer autor Cédric Girard-Buttoz.


“La sintaxis es un sello distintivo del lenguaje humano y para dilucidar el origen de esta habilidad humana es crucial comprender cómo se estructuran las vocalizaciones de los primates no humanos”, agrega Emiliano Zaccarella, otro de los autores del estudio.


Cientos de "palabras"


El estudio, publicado en la Revista Nature, muestra que los chimpancés se comunican entre sí mediante cientos de secuencias diferentes, combinando hasta diez tipos de llamadas en todo el repertorio. Esta es la primera documentación de tal diversidad de producción vocal en primates no humanos.


Además, los investigadores muestran que las llamadas, en combinación con otras llamadas específicas, ocurrieron de manera predecible en ciertas posiciones en la secuencia, siguiendo las reglas de adyacencia. Estas reglas de adyacencia se aplicaron también a secuencias con tres tipos de llamadas.


“Nuestros hallazgos destacan un sistema de comunicación vocal en los chimpancés que es mucho más complejo y estructurado de lo que se pensaba”, explica Tatiana Bortolato, que grabó las vocalizaciones en el bosque.


Lea también: El 'Australophitecus sediba' caminaba como un humano pero trepaba cual simio


Complejidad salvaje


“Este es el primer estudio en un proyecto más grande. Al estudiar la rica complejidad de las secuencias vocales de los chimpancés salvajes, una especie socialmente compleja como los humanos, esperamos aportar una nueva perspectiva para comprender de dónde venimos y cómo evolucionó nuestro lenguaje único”, señala Catherine Crockford, autora principal del estudio.


Los autores investigarán qué significan estas secuencias vocales complejas y estructuradas y si permiten que los chimpancés aumenten la gama de temas sobre los que pueden comunicarse. LEVANTE