top of page

Las implicaciones políticas del llamado a juicio a Álvaro Uribe



La decisión de la Fiscalía General de la Nación de llamar a juicio a Álvaro Uribe Vélez, además de implicaciones judiciales también marca un hito en la política colombiana toda vez que es la primera vez en la historia en la que un expresidente de la República enfrenta un juicio por delitos comunes.


Este largo proceso, que ha incluido hasta la negación dos veces de la preclusión del caso solicitada por la Fiscalía, el exmandatario llegará a juicio por los delitos de soborno a testigos y fraude procesal.


Impacto político


El hecho en sí solo ya es un golpe a la mesa de la política colombiana, pues Uribe Vélez sería el primer presidente en la historia de Colombia que irá a juicio.


Para Mauricio Jaramillo, profesor de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario, esta decisión demuestra el cambio de rumbo en la Fiscalía que bajo la administración de Francisco Barbosa se negó a tomar esta decisión.


“Esto confirma que efectivamente hay un cambio estructural en la Fiscalía. Recordar que la actual fiscal es una persona que conoce el tema de parapolítica y, aunque el caso que se le imputa Uribe pasa por manipulación de testigos y no del grueso por falsos positivos y parapolítica, pues muestra que es la primera vez que tenemos una Fiscalía independiente, no solamente del Gobierno, sino del establecimiento político”, expresa.


Por su parte, Carlos Charry, director del Doctorado y la Maestría en Estudios Sociales de la Universidad del Rosario, sostiene que se dará una reacción positiva y otra negativa en cuanto a esta decisión en contra de Uribe Vélez.


“La primera versión, que se dará un juicio parcializado, politizado e interesado y hasta con una conspiración en su contra debido a que la Fiscalía actual se rige bajo los preceptos del Gobierno nacional y porque la actual fiscal fue postulada por el presidente Petro, pero hay que hacer la aclaración de que este proceso viene desde hace mucho tiempo atrás, incluso desde el gobierno Duque y antes”, expresa.


Sin embargo, recalca que la conclusión más importante de esta decisión de la Fiscalía es la determinación de que ningún ciudadano en Colombia está por encima de la ley y “demuestra que las instituciones de justicia en Colombia son independientes y eficaces y de alguna manera demuestra que él tendrá ante un juez de la república todos los derechos y garantías procedimentales para defenderse, de eso se trata la justicia sin decir que sea culpable”.


Golpe a la derecha


Al ser el expresidente Uribe uno de los políticos más importantes de la oposición en Colombia, debido a su influencia en el Centro Democrático, una de las grandes preguntas es sobre el golpe negativo o positivo tras la llegada a juicio del exmandatario.


Para Mauricio Jaramillo, esta decisión debilitaría a la derecha “porque pone de manifiesto el mito de un sector político y del Centro Democrático de que Uribe es un perseguido, que su legado es intachable, inmaculado”.



El experto en política sostiene que el paso de Uribe en este proceso en la justicia “evidencia demasiadas fisuras por la manera como se logró la reelección, los falsos positivos y por las formas de Uribe, entre ellas la (presunta) manipulación de testigos”.


“Habrá gente que dirá que la fiscal es de bolsillo de Petro, pero también hay gente joven que asegurará que ningún expresidente está por encima de la ley. Me parece que se empieza a deshacer el mito de Uribe y con ello el principal damnificado es el Centro Democrático”, añade.


En la otra orilla se encuentra Carlos Charry, quien asegura que desde el Gobierno Duque se ha visto que la derecha va más allá de Uribe e incluso cita mediciones de la Universidad del Rosario que demuestran un crecimiento en comparación a lo sucedido con la izquierda en Colombia.


“Las mediciones realizadas están mostrando que después de mayo de 2021 para acá, han venido creciendo paulatinamente los jóvenes que se identifican con la derecha. Incluso en la última medición ya eran casi el doble de los jóvenes de derecha que los de izquierda”, explica.


Para Charry, este proceso judicial incluso llegaría a favorecer a la derecha colombiana, dada la polarización y la radicalización política del país. Añade que esto se suma a que la opinión publica y los medios se volcarán sobre la figura de Uribe, lo que producirá que “de alguna manera haya alguna revitalización del ideario complejo y diverso que tienen las derechas en el país”.


Reacciones legislativas


Diversas reacciones a favor y en contra del expresidente Álvaro Uribe se dieron tras conocer la decisión de la Fiscalía General de la Nación de llamar a juicio al líder político por el delito de suplantación de testigos.


Uno de los primeros en reaccionar fue el senador Iván Cepeda, quien fue precisamente ha sido aceptado como víctima dentro del proceso judicial contra el exmandatario por el supuesto delito de soborno a testigos y fraude procesal. El congresista dijo que tiene “serenidad y satisfacción”, pues “es más de una década de estar circulando ante los tribunales de justicia y luego de tanto intentos al final aparece la voz de la justicia. Una decisión que es justa y responde a que hay muchas pruebas que ameritaban que fuera ante la justicia”. Además indicó que a Uribe se le debe respetar el debido proceso y su derecho a la defensa.


La senadora del Centro Democrático Paloma Valencia se expresó dejando en entredicho las acciones políticas y judiciales que se han dado en los últimos días. “Urgente: Fiscalía llama a juicio al expresidente Álvaro Uribe por supuesto fraude procesal y soborno a testigos. Cambió de fiscal. Investigan las EPS y judicializan al presidente Uribe”, a la vez recalcó que el exmandatario era inocente: “Lo único que hizo fue buscar defenderse de la búsqueda de testimonios amañados en su contra”.



La primer vicepresidente del Senado, María José Pizarro, indicó que “por primera vez, un expresidente es llamado a juicio penal. Nadie, por más poderoso que sea, está por encima de la ley, señor Álvaro Uribe. Las víctimas deben gozar de todas las garantías judiciales. Exigimos que la verdad sea esclarecida”.


El también senador petrista Inti Asprilla contó que “en el día de las víctimas Álvaro Uribe va a juicio. Me entusiasma que se persista en la búsqueda de justicia”.


Finalmente, el representante de la Alianza Verde, Duvalier Sánchez, consideró que en el juicio “el expresidente podrá demostrar su inocencia ante un juez como cualquier colombiano. Nadie puede estar por encima de la ley. Se siente el cambio en la Fiscalía”. COLPRENSA

Comentarios


bottom of page