top of page

La primera aparición del bikini. Una real bomba sexy



El 5 de julio de 1946 una actriz desnudista francesa no muy conocida, se presentó a la piscina del Hotel Molitor en París, luciendo por primera vez de manera pública una prenda que cambiaría para siempre las costumbres un tanto conservadoras y puritanas de la época: el bikini,


Esta prenda, diseñada por el ingeniero especializado en autos, el francés Luis Reard. constaba de dos piezas -la superior cubriendo el busto y la inferior la zona genital- dejando al descubierto el abdomen.



-Esto le permitirá a las damas un mejor bronceado- había dicho Réard, tras conversar con algunas bañistas de Saint Tropez sobre el tema.


Michelle Bernardini, una stripper francesa de origen italiano, aceptó la propuesta de Réard, que ninguna modelo profesional había querido tomar y se presentó ese 5 de julio de 1946 a la piscina del Hotel Molitor, de París, advirtiéndole al modisto que tal exhibición, sería "una bomba más potente que la que cinco días antes había sido lanzada en el atolón de Bikini."


La desnudista tuvo razón. Tras esa presentación inicial del atrevido vestido de baño, ella y el diseñador recibieron cerca de 50 mil cartas en las que se alababa la pequeña pieza y de muchas damas que solicitaban comprarla.


No obstante, este no era el primer intento de presentar un traje de tales características. Poco antes, otro modisto, Jacques Heim, había diseñado uno similar -que él denominó Átomo, pues sería el más pequeño del mundo- pero a diferencia del ideado por Réard, su vestido no dejaba descubierto el ombligo.


Réard, acordándose de la expresión de la modelo Michelle Bernardini, determinó llamar a su creación Bikini, como atolón en las Islas Marshall en el Pacífico, en el que el 1 de julio de ese año, el Gobierno de los Estados Unidos había hecho una prueba atómica con la nueva bomba que fue llamada Gilda, por el personaje encarnado por Rita Hatworth en la película del mismo nombre.


En un artículo de hace unos años, el períodico El País señala que -tal como había dicho la stripper francesa que lo presentó en sociedad- aquello fue una verdadera bomba.


Tras el Concurso de Miss Mundo de 1951, donde las participantes aparecieron llevándolo, el traje fue prohibido en España, Bélgica e Italia por indecente y la Iglesia Católica lo declaró Pecaminoso.


En España -dice El País- el escándalo por el uso del bikini fue gigantesco y en Alicante, en 1948, la Guardia Civil le impuso una multa a una turista francesa que exhibía la diminuta prenda, cuyo uso había sido aprobado por el alcalde Pedro Zaragoza.


La idea del mandatario era convertir a Benidorm en un gran centro turístico y una de las condiciones para conseguirlo, era darle cierta libertad a quienes visitaban el balneario. Sin embargo, la Guardia Civil no lo aceptaba y hasta se pidió la excomunión del alcalde.



-En una España dominada por la moral católica, Zaragoza autorizó el uso del bikini de mujeres extranjeras en la playa. La Guardia Civil lo denunció y el arzobispo de Valencia, Marcelino Olaechea, pidió directamente la excomunión del alcalde- cuenta Juan Gutérrez, representante del Museo del Traje.



En 1952, la "bomba sexy" de la época, Brigitte Bardot, impulsó el uso del bikini a través del cine. En la pelicula La Chica del Bikini, apareció luciendo el traje de dos ´piezas y con posterioridad, Marylin Monroe, Ursula Andress y Raquel Welch, terminaron por inmortalizarlo.

Comentarios


bottom of page