"La premisa es preservar la vida": comandante de las F.F.M.M.



Las Fuerzas Militares mantienen la posibilidad de acudir a los bombardeos sobre estructuras ilegales cuando así se decida estratégica y operacionalmente, pero con protocolos estrictos para evitar daños colaterales o que se presenten bajas no relacionadas con el objetivo sobre el que se lance el ataque.


Esta claridad, necesaria luego de que el ministro de Defensa, Iván Velásquez, dijera que este tipo de acciones se suspendían, quedó consignada en un documento que las tropas recibieron el viernes pasado y el cual está firmado por el mayor general Helder Fernán Giraldo, comandante de las Fuerzas Militares.


“Es necesario entender que los bombardeos aéreos ostentan la calidad de legítimo cuando van dirigidos hacia un objetivo militar y representan una ventaja militar, en los términos del Derecho Internacional aplicable a los conflictos armados”, se lee en el texto, de acuerdo con La Silla Vacía. Y, en ese contexto, el general Giraldo respondió a una entrevista con Colprensa sobre el nuevo enfoque de las tropas.


Lea también: Petro hizo el revolcón más grande del generalato en la historia reciente


¿Cómo van a operar las Fuerzas Militares bajo la política de seguridad humana?


“La seguridad humana no es solo un compromiso del sector defensa, sino de todos los entes del Estado. Las Fuerzas Militares estarán prestas a coadyuvar en este propósito. Hemos venido adelantando las coordinaciones necesarias para alinear nuestras áreas misionales con las demás instituciones del Estado para la construcción de la paz. Apoyaremos al desarrollo de los componentes de la seguridad humana. Es decir, seguridad económica, alimentaria, sanitaria, medioambiental, personal, comunitaria y política”.


¿Hay una ruta para esto sin que la tropa se divida?


“Las Fuerzas Militares seguimos, cada día, fortaleciendo nuestros valores institucionales, reafirmando la fuerza y el orgullo de portar el uniforme. Hemos incrementado nuestro compromiso en la defensa de la justicia y la legalidad en el territorio nacional. Todos los días estamos en la labor de fortalecer las capacidades diferenciales para consolidar un aporte sólido a las diferentes instituciones del Estado”.


¿Reducir los bombardeos no impide que se continúen los golpes más duros?


“Nuestras Fuerzas, Ejército, Armada y Fuerza Aérea, día a día han venido evolucionando en todas sus técnicas, tácticas y procedimientos, en los distintos campos operacionales. Acá está incluida la inteligencia con todas sus disciplinas, que nos ha permitido afectar las diferentes estructuras de los grupos armados organizados. Nuestra prioridad y el principal objetivo es y será siempre el de proteger a la población civil. La Carta Magna nos da unos lineamientos para adelantar los planes militares. En tal sentido, se realizará una evaluación para establecer los protocolos. La premisa es preservar la vida”.


¿La lucha contra el narcotráfico tiene un nuevo enfoque con la política de seguridad humana?


“Por medio del desarrollo de la acción decisiva, las Fuerzas Militares vamos a continuar adelantando estrategias que nos permitan tener mayor efectividad en las operaciones de interdicción, tanto terrestres, como marítimas, aéreas y fluviales, con el objetivo de contrarrestar el flagelo del tráfico ilegal los estupefacientes, y así detener esa fuente de financiación ilegal que poseen los grupos al margen de la ley. Las operaciones militares en contra del narcotráfico están orientadas, en primer lugar, a apoyar las actuaciones del Estado en aras de garantizar bienestar social a las comunidades que padecen la problemática de los cultivos ilícitos. Por eso, y de forma articulada con instituciones del Estado, se apoyarán los distintos procesos preventivos y de lucha contra las cadenas de economías ilícitas”.


¿Le preocupa que renunciar a la erradicación forzosa pueda aumentar los cultivos de uso ilícito?


“Tenemos como prioridad apoyar y respaldar las acciones que permitan mantener los territorios libres de cualquier forma de ilegalidad para velar por la tranquilidad de los colombianos. Las operaciones contra el narcotráfico deben garantizar eficacia en la interdicción, convirtiéndose en la manera más eficaz de desvertebrar las finanzas ilícitas y abrir camino hacia la paz”.


Lea también: Nuevo remezón en el Ejército: 13 generales abandonan sus cargos


¿Está de acuerdo con que se elimine el servicio militar obligatorio?


“Las Fuerzas Militares se acogen al deber constitucional dirigido a todos los colombianos de servir a la patria para contribuir y alcanzar los fines del Estado. Pero estamos preparados para trabajar en los lineamientos que el Gobierno emita en este sentido”.


¿Cómo recuperar la confianza de la ciudadanía en estas Fuerzas?


“Todos los días nuestros soldados de tierra, mar, aire y río implementan estrategias para estar presentes en todo el territorio. Allá sentimos el apoyo y cariño del ciudadano de a pie. Allá construimos patria en defensa de la vida”. COLPRENSA