Escasez de chips podría durar hasta 2025



Desde 2020, la industria de los semiconductores se ha enfrentado a una interrupción persistente. Esta fue provocada inicialmente por una desaceleración en la fabricación durante el punto álgido de la pandemia y, según los expertos, es posible que la cadena de suministro mundial de semiconductores no pueda volver a funcionar normalmente hasta al menos 2025.


En su punto más bajo en enero de 2020, se decía que Estados Unidos tenía menos de cinco días de semiconductores en su reserva. En los dos años transcurridos desde entonces, los fabricantes de semiconductores han buscado aumentar la producción, pero algunos en el campo dicen que esto no ayudará a corto plazo.


Lea también: Así de rápido es nuestro cerebro comparado con un procesador actual


“Por lo tanto, todavía se necesitan un mínimo de tres años para poner en marcha una nueva instalación de semiconductores”. Esto lo dijo dijo Ondrej Burkacky, socio senior de Semiconductor Practice de McKinsey.


“Y eso ya es un período de tiempo bastante corto. En muchas geografías, se tarda más de cinco años en obtener todas las aprobaciones para construirlo, traer las herramientas para llegar a un producto de rendimiento completo”.


Dado el tiempo que lleva planificar, construir y poner en funcionamiento los sitios de semiconductores, los fabricantes también se enfrentan a una gran incertidumbre sobre la demanda del mercado al que venderán en el futuro. El impacto repentino de la pandemia tomó por sorpresa a la mayor parte del mundo y no encajaba en las proyecciones comerciales. Las crisis de impacto similar como la invasión de Ucrania o la creciente crisis del coste de vida, generan aún más incertidumbre.


“Cuando tiene tales plazos, como de tres a cinco años para construir una instalación de producción de productos, debe estar muy seguro de que tiene la demanda”, dijo Burkacky.


Esto describe los altos riesgos para los fabricantes de semiconductores que invierten hoy. Estos necesitan predecir con precisión la demanda varios años más adelante para informar las decisiones actuales. A pesar de esto, Burkacky afirma que las empresas que anticipan correctamente esta demanda y juegan en los mercados correctos podrían salir victoriosas en 2025.


Lea también: Los ciberataques aumentaron un 70% en Colombia


“Entonces, esto puede demorar hasta 2024 o incluso 2025 hasta que se resuelva por completo. Pero hay formas para que los jugadores optimicen su abastecimiento, hay formas para que se comprometan con acuerdos de suministro a más largo plazo», dijo Burkacky.


Los fabricantes de automóviles respondieron a la baja demanda sin precedentes de automóviles durante los peores meses de la pandemia cancelando grandes pedidos de chips. Como resultado, soportaron enormes pérdidas en 2021. Ahora ya se están restableciendo las cadenas de suministro para volver a los niveles de producción previos a la pandemia. Sin embargo, está limitado por el mismo cambio que cualquier otra producción de semiconductores.