En Colombia cada 13 horas asesinan a un menor de edad



Las cuentas desde enero a abril de 2022 muestran que en Colombia asesinaron a 214 menores de edad en esos 120 días. Es decir, uno cada 13 horas, cifras más altas a las 168 del año pasado en el mismo periodo.


La situación resulta alarmante para las autoridades, tanto así que tras la muerte del niño en Bello –presuntamente abusado sexualmente por su padrastro– el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar tuvo que salir a reiterar lo importante que es denunciar a tiempo cualquier agresión, por mínima que sea.


Lea también: Aumenta el embarazo en menores de 14 años


En el caso de dicho menor, el CTI halló indicios de que también habría sido víctima de agresiones que le generaron hematomas en su cabeza que lo llevaron a la muerte el pasado 13 de mayo. Por tal motivo, el mismo día que fue atendido por personal médico del Hospital Pablo Tobón Uribe, su padrastro fue capturado como el principal sospechoso para las autoridades, las cuales buscan judicializarlo.


Agresiones en casa


Lo sucedido en Bello en el mismo núcleo familiar de la víctima tiene un factor en común con otros casos a nivel nacional: son los padrastros los señalados como responsables. Si bien eso no es nuevo, sí sigue siendo preocupante que diferentes tipos de violencia en contra de las personas con especial protección del país radiquen en el mismo hogar.


Y es que además del niño de Bello, Cristian David Fandiño, de ocho años, murió a comienzos de enero en Bogotá luego de que al parecer su padrastro lo hubiera herido con un arma cortopunzante. Algo similar a lo que le hizo otro padrastro a un menor de tres años que vivía en Santa Cruz, comuna dos de Medellín, quien también perdió la vida.


Sin embargo, la casa no es el único espacio inseguro para los niños. Otro de los escenarios en los que son vulnerables es el conflicto armado. Muestra de ello es la historia del líder ambientalista Breiner Cucuñame, asesinado en Buenos Aires, Cauca, por cuenta de un grupo armado que el 14 de enero llegó hasta la zona rural en la que ejercía la guardia territorial de su comunidad indígena.


Esa vez, el presidente Iván Duque resaltó que Breiner fue un abanderado de la naturaleza al que su partida le dejó lleno de tristeza.


Desde entonces, en el listado de víctimas mortales por debajo de 18 años también están nombres como el de Jonathan Camilo Castillo, de nueve años; Delvis Arbey, también de nueve; Briangis Prada, de cuatro; Jesibel Díaz, de siete, y Miguel Alexánder Días, de 12. Todas sus historias componen los datos que entregó Medicina Legal y que incrementarán con el reporte mensual de mayo.


Lea también: Procesos por delitos sexuales contra menores vulneran sus derechos


Panorama local y nacional


A la hora de hablar de actos violentos contra menores, ningún departamento se salva, ya que si en alguno no se registraron asesinatos, sí hubo agresiones físicas, verbales o psicológicas.


Los números van desde San José del Guaviare y Quibdó –cada una con dos casos reportados–, hasta los 512 de Bogotá, la ciudad con más reportes bajo el entendido de que son proporcionales a sus millones de habitantes.


En el ámbito local, lo que sucedió en la comuna Santa Cruz, de Medellín –caso en el que no se han revelado identidades–, el presunto homicida fue un padrastro que llevó al niño a un hospital sin signos vitales alegando que se le había caído.


Sin embargo, el dictamen forense dijo otra cosa: que fue víctima de lesiones que le ocasionaron un desgarro en el hígado y una fractura en la costilla. Por ello fue enviado a prisión e imputado por el delito de homicidio agravado.


El total de estas muertes, a corte de abril, fue dividido por Medicina Legal en diferentes rangos de edad de niños y a adolescentes.


Por ejemplo, en la edad en la que hubo más víctimas mortales es la que va desde los 15 a los 17 años, con 177 casos. Sin embargo, los homicidios a los más niños no dejan de preocupar a las entidades territoriales, pues entre los recién nacidos a los cuatro años hubo siete muertos. Mientras que de los cinco a nueve años hubo cinco asesinatos, y entre la edad de 10 a 14 se presentaron 16 fallecimientos.


Todo este incremento en actos violentos en contra de niños y adolescentes a nivel nacional, contrasta con los reportes que tiene la Fiscalía.


Lea también: 29 niños menores de cinco años murieron de hambre en enero


Este diario conoció que desde el 1 de enero hasta el 26 de mayo, el ente acusador registró 10.888 noticias criminales relacionadas a delitos en contra de menores, 591 reportes menos que los que entraron por ese periodo en 2021.


Sin embargo, esa cantidad de denuncias tienen encendidas las alarmas de autoridades, las cuales han invitado a reportar cualquier acto violento a las líneas 123 o la 141 de Bienestar Familiar. COLPRENSA