top of page

"El 99 % de las EPS están perdiendo dinero": Acemi



Desde mediados de julio, el gremio de las entidades promotoras de salud (EPS) del régimen contributivo (Acemi), tiene nueva presidenta: Ana María Vesga (foto), quien llegó de la vicepresidencia de salud de la ANDI. Reemplaza a Paula Acosta en los debates y conversaciones sobre la reforma a la salud. Pero en el último mes la discusión se ha concentrado en que las EPS alertan que la plata que les da el Estado no les alcanza para la demanda de servicios.


Vesga habló de esta problemática, de la relación con el ministro Guillermo Jaramillo y la reforma.



¿Cómo encontró el ambiente en los directivos de las EPS que están afiliadas a Acemi?


Hay preocupación generalizada sobre el tema financiero, que casi que opacó la preocupación del semestre anterior que era la reforma. Todas las EPS están viendo un impacto fuerte y un detrimento sostenido en sus números. Hay una posición gremial más allá de la comunicación firmada por tres EPS (Sura, Sanitas Compensar). Pero también hay mucho ánimo dialogante que encontramos en las mesas que abrió el ministro. Estamos preocupados, pero con ánimo de encontrar soluciones.


Se viene una discusión sobre el cálculo de la UPC (plata para atender afiliados), ¿cómo la afrontarán?


La forma como se está conduciendo el ejercicio parte de una demostración técnica y matemática de cómo se ha comportado la UPC en los últimos años. En la medida en que es una discusión muy técnica, el Ministerio está también en la disposición de revisar ese cálculo. No hemos dicho que el cálculo esté mal ni que el Ministerio esté aplicando mal la metodología, lo que hemos dicho es que la metodología como está no ha sido capaz de prever el comportamiento real del gasto y el cálculo de la UPC. Esperamos que el Ministerio entienda que tenemos que hacer una revisión y tener un ajuste para los periodos que vienen.


El ministro Jaramillo insiste en que se les paga puntualmente a las EPS, ¿ese es el problema?


El problema no es de oportunidad. El ministro dice la verdad sobre el pago anticipado y cumplido. El problema es de suficiencia. Se ha acentuando desde 2019 con una variación dramática en 2022. De cada $100 que a una EPS le están entregando, gasta $102 o $103. Esos 2 o 3 pesos impactan su patrimonio y ese es el llamado. Hay otros recursos, que son los de presupuestos máximos, en donde tenemos un atraso en pagos de julio, agosto y septiembre y de los ajustes de 2022. Esas dos cosas suman cerca de $1.5 billones que nos debe la ADRES (administradora de recursos de salud).


Se dice que las EPS “se enriquecen” con la salud, ¿qué tanta ganancia pueden tener hoy?


El 99 % de las EPS están perdiendo dinero. Hoy acumulan pérdidas históricas de $5.6 billones y una pérdida patrimonial de $2.3 billones. Si los recursos se estuvieran quedando en las EPS estarían con un patrimonio suficiente. La realidad son $5.6 billones de pérdidas acumuladas hasta junio de 2023. Esa es la realidad de casi todas. Una o dos no.


¿Ha faltado tener en cuenta que desde 2021 subieron los procedimientos y medicamentos cubiertos por el plan de beneficios en salud (PBS)?


La inclusión de algo en el PBS siempre significa aumento de las veces que los usuarios lo demandan. La solución que planteamos, ante la inclusión de más de 900 medicamentos y 600 procedimientos, es que el sistema tenga un mecanismo de monitoreo permanente que mida cómo se está comportando el consumo de estos en el plan para calcular cuánto de más se están gastando las EPS. Ese tema del paquete de beneficios tiene una incidencia altísima en el incremento del gasto en salud.


¿Cómo se afectaría la atención en salud por los problemas de financiación de algunas EPS?


Si los recursos no fluyen adecuadamente, no irrigan a la red y a los proveedores. Las EPS están haciendo un esfuerzo gigante por no desatender a sus usuarios, pero se empieza a ver afectado su patrimonio y su liquidez, se aprietan los flujos y los tiempos de pago. Todo eso afecta la prestación y a los usuarios. El llamado de las EPS no es una amenaza a los usuarios, es una advertencia de que el sistema tenga los recursos para asegurar que no haya interrupción.



¿Cómo está el ambiente ante la reforma a la salud?


“Nos hubiera gustado que buscáramos acercar las posiciones. No tenemos mucha claridad de que haya el ambiente para pasar esa reforma en el Congreso, pero vamos a estar presentes en ese debate insistiendo en lo que nos preocupa”.


*El ministro insiste en que no hay evidencia de que la UPC no les alcance. ¿Qué opina de esa afirmación?*


“Cuando él dice eso es porque no habíamos tenido la oportunidad, como la iniciamos, de demostrar técnicamente que la UPC no está alcanzando. Una vez terminemos las mesas, el ministro podrá, ojalá, afirmar que sí hay evidencia de que no está alcanzando”. COLPRENSA

bottom of page