Duque se parece a Turbay, pero peor



La persona que a estas horas del partido todavía crea que Iván Duque es un joven presidente que no ha podido mostrar su gestión por la pandemia o que es un simple bobo que no es capaz de gobernar no ha entendido realmente lo que ha sido este gobierno. La situación con el señor presidente es todavía peor.


Iván Duque no es que sea bobo. Es sagaz de alguna manera. Por algo llegó a la Presidencia de la República, aunque con promesas que no ha cumplido y con una imagen de bonachón que no es cierta.


Lea también: La imperdonable demora de la vacuna


Él se parece mucho al difunto presidente Turbay, siendo este más capaz a nivel politiquero, pues él si tenía los votos y las conexiones políticas para llegar a la Presidencia, mientras Duque no. Con el actual presidente sucedió algo así como si hubiese ido caminando por algún sendero del que no sabía a donde lo dirigía y, de pronto, tropezó con una piedra y cayó en el solio de Bolívar.


Este gobierno se ha caracterizado por escándalos de corrupción, violación de derechos humanos, y narcotráfico, por un lado, y por otro, con situaciones de inoperancia e ineptitud inmarcesibles, como el de Turbay, pero peor.


Sólo es revisar la rajada en materia de corrupción durante 2020 en el último informe de Transparencia por Colombia (recordemos los casos de Ambuila en la DIAN y el de la Cuarta Brigada del Ejército en Medellín, por solo citar dos) , los casos de asesinato y masacres de líderes sociales, los asesinatos en medio de la represión a las protestas de 2020 a manos de la Policía Nacional, el embajador con cocinas de cocaína en su finca, la economía naranja que aún está verde, la reforma tributaria mal diseñada para complacer al sistema financiero, el fracaso en seguridad ciudadana y lucha contra el narcotráfico y, por su puesto, el desastroso manejo de la pandemia de COVID-19.


Súmenle los paseos de la primera dama en el avión presidencial y su exigencia para que le financiaran un supuesto libro autobiográfico suyo.


Duque no es ningún bobo, Turbay tampoco lo era. La pandemia no tiene la culpa de que no sepa gobernar, al igual que en el período 1.978-1.982. Simplemente son unos IHP, es decir ineptos hijos de la patria.


Lea también: El engañoso populismo punitivo


Por eso digo que se parece a Turbay -salvo en el tema de los votos-. Dos presidentes gorditos y tragones, prepotentes y pantalleros, ineptos e incapaces (que no solucionan nada) con ínfulas de reyezuelos, desconectados de la realidad del país y con un desprecio total con el sufrido pueblo colombiano. Y por eso digo que Duque se parece a Turbay, pero peor.


@oviedoking