Detectan 75 conexiones ilegales de energía en conjunto residencial de Soledad



Gracias al reporte de la misma comunidad, la empresa Air-e desarrolló una revisión en el Conjunto Residencial Felicidad, ubicado en la urbanización Los Loteros en la calle 70 con la carrera 7D en Soledad, en el que se detectaron 75 conexiones ilegales para hurtar energía.


Lea también: Air-e instalará nuevas redes eléctricas en el sector Riomar


Durante el procedimiento de los técnicos especializados de Air-e se detectaron 50 medidores manipulados, 16 “puentes” en la bornera de medidores y 9 líneas directas. Todas estas acciones para evitar la medición del consumo real de energía.


Mientras tanto, se detectó una irregularidad en Billares Champions, ubicado en el sector comercial de la calle 47 con la carrera 21 en el barrio El Carmen de Barranquilla, en donde se encontró intervenida la acometida antes del equipo de medida.


Igualmente, en el norte de Barranquilla a la altura de la carrera 53 con la calle 80 en un establecimiento de confecciones de prendas de vestir había líneas directas por fuera del medidor para evadir el pago del consumo real de la energía.


De acuerdo con Ramiro Castilla Andrade, gerente de Air-e en el Atlántico, el delito de Defraudación de fluidos, consagrado en el artículo 256 del Código Penal, establece penas hasta por 6 años de prisión y multas hasta por 150 millones de pesos por cada caso detectado.


La empresa Air-e continúa con sus acciones contundentes contra el robo de energía en los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira.


Frente a las acciones desarrolladas, la empresa Air-e, Policía Nacional y Fiscalía General de la Nación agradecen las denuncias que están siendo realizadas por los usuarios que responsablemente pagan el consumo del servicio de energía, las cuales han ayudado a actuar de manera contundente contra los delincuentes, que, en perjuicio del resto de usuarios, siguen intentando cometer este delito.


Lea también: Usuarios de Air-e podrán pagar el servicio de energía vía Nequi


“El robo de energía afecta la calidad del servicio de energía, representa un latente atentado contra la vida y la integridad de las personas que la realizan”, dijo Ramiro Castilla Andrade, gerente de Air-e en el Atlántico.