top of page

¿Crisis del Estado de Derecho en Latinoamérica?



El Estado de Derecho se entiende como el conjunto de principios por el cual ciudadanos, gobiernos, políticos y otro tipo de instituciones están bajo las leyes promulgadas en cada país y que son divulgadas de manera pública.


Sin embargo, las características a través de las cuales se mide el Estado de Derecho en el mundo se han estado deteriorando en el mundo, de acuerdo con el World Justice Project (WJP), que explica que en 2023 este principio se volvió a “erosionar en la mayoría de los países”.


Es así como en este ranking global, medido en 142 países y jurisdicciones, ubica a Venezuela como el país 142, con una puntuación de 0,26 sobre 1,0, es decir, el que cuenta con el Estado de Derecho más deteriorado en el mundo, misma posición que tuvo en 2022.



“El mundo sigue atrapado por una recesión del Estado de Derecho, caracterizada por extralimitaciones del Ejecutivo, restricciones a los derechos humanos y sistemas de justicia que no satisfacen las necesidades de la gente. La gente de todo el mundo está pagando el precio”, dijo el cofundador y presidente del WJP, William H. Neukom.

PUBLICIDAD


Después de Venezuela, los países peor clasificados a nivel global son Camboya (141), Afganistán (140), Haití (139), la República Democrática del Congo (138) y Nicaragua (137), que también están en la parte profunda de la tabla en su respectiva región.


¿Cómo va el Estado de Derecho en Latinoamética en 2023?


Para la organización, desde que las tendencias autoritarias globales empujaron al mundo a una recesión del Estado de Derecho en 2016, se han visto afectados un 78% de los países medidos. La característica de mayor caída en su puntuación son los derechos fundamentales, que disminuyeron en el 77% de los países.


En la región, los países con mejor puntuación son Uruguay (puesto 25 de 142 a nivel mundial), seguido de Costa Rica y Chile. Aunque en el último año 18 de los 32 países de la región descendieron en la calificación, de acuerdo con el 2023 Rule of Law Index de la WJP.


La organización también llamó la atención sobre el deterioro del funcionamiento de los sistemas de justicia, que se está extendiendo y en el que cada vez más países luchan por brindar a las personas una justicia oportuna, asequible y accesible. El factor del índice que mide la justicia civil fue el que más disminuyó en la mayoría de los países este año.


“Un Estado de Derecho eficaz reduce la corrupción, combate la pobreza y las enfermedades y protege a las personas de injusticias grandes y pequeñas. Respalda el desarrollo, el gobierno responsable y el respeto por los derechos fundamentales, y es la base de comunidades de justicia, salud, oportunidades y paz”, precisa la WJP.



La puntuación de este índice se basa en más de 149.000 encuestas de hogares y 3.400 encuestas de profesionales y expertos jurídicos para medir cómo se vive y percibe el Estado de Derecho en todo el mundo, abarcando 142 países y jurisdicciones.


La puntuación de cada país es un promedio de ocho factores: limitaciones de los poderes gubernamentales, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, aplicación de las normas, justicia civil y justicia penal.


Llama la atención que las casillas 4 a la 12 en América Latina están ocupadas por pequeños estados o jurisdicciones, como Barbados, Antigua y Barbuda, Granada y Las Bahamas, entre otros. Pues en la parte media de la tabla, y con una puntuación no tan fuerte, aparecen la mayoría de países de Sudamérica, y otros cuantos de Centroamérica, como El Salvador, Guatemala y Honduras.


El índice está impulsado por World Justice Project (Proyecto de Justicia Mundial, en español), una organización que se define como independiente, no partidista y multidisciplinaria.


A nivel mundial, los países con mejor puntuación para este año fueron Dinamarca, seguido de Noruega (2), Finlandia (3), Suecia (4) y Alemania (5).



¿Estado de Derecho, un reflejo de la democracia?


En el primer trimestre del año, Uruguay, que es el país con mejor puntuación de LatAm en el índice de Estado de Derecho, apareció de primero en la región en una clasificación de mejores democracias elaborado por Economist Intelligence. Así mismo, este ránking sitúa a Venezuela en el peor lugar de la región en cuestiones de democracia, incluso por debajo de Cuba y Nicaragua.



De hecho, Uruguay no sólo lidera la tabla regional, sino que tiene un puesto de privilegio a nivel internacional. Es el número 11 con mejor calidad democrática del mundo.


Un poco más abajo aparece Chile (19 a nivel global), Panamá (40), Argentina (50), Brasil (51) y Colombia (53).


De los países referenciados, solo Uruguay y Chile tienen la calificación de “democracia plena”, mientras que Panamá, Argentina, Brasil y Colombia son considerados países con una “democracia defectuosa”. BLOOMBERG

Commentaires


bottom of page