Comisionado para la verdad



Vicky Dávila dijo la semana pasada en su Cuenta de Twitter que “El señor Pastrana, en su afán de parecer más digno de lo que es, se dispara en el pie: Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela".


Y ya suman dos expresidentes de Colombia quienes en busca de limpiar su buen nombre y del gobierno que lideraron, han salido a defender y denunciar casos y cosas contra ellos, pero han pasado de ser víctimas a aparentes victimarios.


Lea también: Un lado al costado


En todo caso, en su pasado con más sombras que luces, no pueden ellos ser de ninguna manera el guión sabio en el presente de la campaña presidencial de cara a un futuro ético promisorio; solo en su selectiva verdad, debe estar su libre defensa moral.


Acuérdense que en el pasado una vez se le recomendó con insondable sabiduría a una población contra los hechos ocultos de sus dignatarios religiosos de su época, y a estos se les dijo: hagan lo que ellos les dicen, más no lo que ellos hacen.


Y si hoy, conociendo parte de lo que hicieron durante sus campañas políticas y luego en sus gobiernos, ¿qué tal que una gran parte ciudadana seguidora se libere en democracia y se ahorre el desgaste moral de hacer lo que ellos dicen debe defenderse?


Hablando de religión, os traigo este numeral de @VickyDavilaH: DebatePolíticoyReligión: "Un *senador" junto a los representantes a la Cámara debaten acerca de involucrar a Dios y al diablo en medio de la campaña. Y se abre el debate en su muro periodístico virtual con un titular de: ¿por qué mencionar a Dios y al diablo en temas de campaña política?


Y sin representar ningún credo religioso le respondo: Que para el primero, ha habido separación o total sustracción de materia en el terreno para hallar la verdad, y para el segundo, ha sido su hábitat de adulación histórica como adalid de la mentira.


Lea también: Campaña de Andrés Pastrana habría recibido plata del Cartel de Cali


Pero, ¿cuál es el temor que lo religioso-piadoso confronte en democracia y vaya pidiéndole cuentas a lo político-mentiroso? Acaso no saben que: La religión pura y verdadera consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas en sus aflicciones, y no dejar que el mundo te corrompa: Santiago 1:27.


¡Ahora en tal definición! ¿No se "visten de religiosos puros" todo político candidato a ocupar cargos en el sector público, que con el eufemismo discurso electoral en sus campañas también aseguran socorrer a huérfanos y viudas en sus aflicciones?


Y no solo para viudas y huérfanos, porque ¿no son ellos aún más "religiosos" que van más allá seduciendo al electorado con sus propuestas populistas de "salvación social de la patria"? Hipócritas, eran llamados en sermones religiosos de anteriores tiempos.


Ahora, que muchos militantes políticos defensores del establecimiento, y algunos medios de comunicación afines al mismo, estos le reprochen a un candidato presidencial quien en plaza pública habló en su favor de la labor de algunos miembros de una Iglesia cristiana de la cual él NO es representante de oficio. ¡Oportuno debate!


Candidato que ahora anhele en su narcisismo populista, enarbolar estas banderas en su campaña enalteciendo una incuestionable labor pastoral de un legado perenne de tal Iglesia, y que pretenda recoger para su elección frutos religiosos que él no ha evangelizado, ya eso es juicio intransferible de cada sufragante al que se dirige.


Lea también: Corte al rol presidencial


Pero la única limpieza democrática ciudadana contra toda mentira electoral, se parece a los moradores de una casa, que con juicio recogen su propia basura, la empacan, y en el día que corresponda, la sacan para botarla.


Miqueas 5:1-4 Él se mantendrá en pie firme y guiará su rebaño con la autoridad del Señor, para gloria del nombre de su Dios; vivirán seguros,…