top of page

Carta abierta a la Alianza Verde

Por: José Londoño O.



Desde España, un simpatizante del Partido Verde envía una carta a los líderes de esa colectividad para hacerles ver algunas fallas en las que incurren. ¿Qué dice?


Señores

Antanas Mockus Civicas

Antonio Navarro Wolff

Carlos Ramón González


“El poder no cambia a las personas. Solo revelan lo que verdaderamente son”: Pepe Mujica


Reciban cordial saludo.



Desde ya hace más de 19 meses como militante del Partido Alianza Verde, deseo hoy expresarles que veo con gran preocupación desde la distancia, aquí en España, las situaciones presentadas y como se ven desde Europa, las acciones de los representantes elegidos del partido ante diversas situaciones vividas en Colombia en los últimos meses.


La inmensa cantidad de personas afines y seguidores del partido en el exterior identifican la falta de coherencia, veracidad y practicidad para llevar un proyecto conjunto desde los sectores alternativos para lograr cambiar el Senado, la Cámara y la presidencia, que son factores clave de éxito para sacar a Colombia del uribismo. Se ve de igual manera con extrema preocupación la falta de ética y responsabilidad social de las acciones en contra de partidos y movimientos políticos de la oposición para evitar así que personas de estos grupos lleguen a los cargos de las Mesas Directivas de Senado y Cámara de Representantes, parte del Estatuto de la Oposición y garantes de equidad en los proyectos que se presentan en cada legislatura.


Se ve de igual manera con gran preocupación que para elegir el representante que llegue a una lista a la Cámara por la Comunidad Colombiana en el Exterior, no se tendrán en cuenta ni la militancia ni el trabajo social realizado con la comunidad en los últimos cuatro años. Ni siquiera se contempla la posibilidad de una lista de coalición con sectores alternativos, sino que ya se ve que preponderará la dedocracia y el amiguismo, como paso en las anteriores elecciones de año 2018, donde no existió candidato en Europa. Ya se vislumbra la nominación de una persona de extrema derecha, militante del partido Republicano de la Florida, que ha vulnerado los principios básicos de solidaridad con la migración en Norteamérica, que ha apoyado a políticos como Alfred Santamaría, líder de la extrema derecha colombiana en Miami, posible socio de las empresas que contrataron a los mercenarios colombianos en Haiti y que posiblemente este como cabeza de lista del Partido Alianza Verde por esta circunscripción internacional.


Hoy como militante apelo a la autocrítica para que se escuche a los que votan, a los que eligen en una democracia; que se tenga en cuenta a los militantes, a los simpatizantes que creemos en una serie de ideas que redunden en beneficio de Colombia, de la nación colombiana en el exterior; que hemos hecho del trabajo colectivo nuestra insignia de gestión, de la participación democrática, y no en beneficio del interés de unos pocos que ya han estado en puestos de poder, o de personas ajenas a la ideología política de Alianza Verde.


Extrema intranquilidad expresan los simpatizantes de que no exista veracidad, coherencia y practicidad a la hora de escoger el candidato a la presidencia que represente verdaderamente a las bases del partido, y que quieran imponer una escisión que no va con los principios ideológicos con la cual millones de personas votan a Alianza Verde.



Como militante de base, deseo expresar la necesidad de la participación democrática en estas decisiones trascendentales del partido; habrá que buscar consenso entre las diferentes vertientes y consultar a las bases del mismo partido estos consensos para que democráticamente y no a manera de imposición, como se ha querido hacer en los últimos meses, tengan éxito las acciones políticas que identifiquen al partido ante la sociedad colombiana, ante la nación colombiana en el exterior y ante los ojos del mundo, que cada día están más en Colombia ante tanta injusticia social.


José Ángel Londoño

bottom of page