Aprueban en primer debate recorte del receso legislativo de congresistas



Con amplia mayoría, la Comisión Primera del Senado aprobó éste miércoles en primer debate la reforma constitucional que recorta el llamado receso legislativo de los congresistas de fin de año para que comiencen a trabajar el 16 de enero y no desde el 16 de marzo, tal y como está en la actualidad.


Lea también: Petro inicia programación de inversiones de su Plan de Desarrollo


El presidente del Senado, Roy Barreras, quien acompañó la reforma, celebró la aprobación de la norma y afirmó que “el proyecto que implica que este Congreso adelante sus sesiones o recorte su periodo de receso no es de izquierda, ni de centro, ni de derecha. El próximo primero de febrero estaremos sesionando porque hay que sacar las reformas y esta Comisión y el Congreso en los últimos 10 años, ha trabajado desde febrero porque siempre hay sesiones extras y hay que recortar el receso legislativo”.


Estimó además que “mienten quienes dicen que los parlamentarios no trabajan, se la pasan defendiendo a los ciudadanos, pero en esta era del cambio necesitamos apoyar las reformas”.


Por su parte el senador de Cambio Radica, Carlos Fernando Motoa, autor de la iniciativa, planteó que “recortar el receso legislativo nos daría más tiempo para debatir más iniciativas y para presentar diferentes controles políticos que son necesarios para el país. Además es importante generar una mejor percepción ciudadana ante el Congreso, y demostrar que tenemos voluntad de autoreformarnos”.


Según Motoa, “por austeridad e igualdad creo que el camino correcto es que no solo los congresistas reduzcamos nuestro salario, debe ser igual con los altos funcionarios del Estado. Seré crítico con ese punto y propondré enmiendas durante los debates para robustecer esta iniciativa que considero necesaria para la reducción de gastos estatales”.


Lea también: Los puntos clave de la Ley de Orden Público


La senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, se apartó del proyecto, al considerar que “aquí no se está entendiendo que la labor que hace el congresista es permanente, la gente no sabe la cantidad de proyectos que hay que aprobar, esto es una locura, es esquizofrenia legislativa. Los ciudadanos deben entender que entre más leyes haya, son menos libres”.


El proyecto deberá pasar ahora a la plenaria del Senado a su segundo debate y de allí irá a la Cámara en donde tendrá que ser votado en dos oportunidades más antes del 16 de diciembre, luego en marzo del 2023 tendrá sus otros cuatro debates. COLPRENSA