¡Acabamos con el planeta!



Hace 2 días más de 220 revistas médicas y científicas de todo el mundo publicaron un editorial conjunto pidiendo a los líderes internacionales tomar medidas urgentes para combatir la crisis climática.


La intención es reclamar a las autoridades que “…aceleren la transformación de las sociedades hacia modelos de desarrollo sostenibles, que sean capaces de restaurar la biodiversidad, limitar el aumento de la temperatura y también proteger la salud…” con miras a la próxima Asamblea General de la ONU, del 21 de septiembre, y a la Conferencia de Cambio Climático del organismo en noviembre.


Lea también: El cambio climático causará próxima pandemia: Bill Gates


Los científicos aseguran que, aunque hoy tenemos el Covid-19, la mayor amenaza para la salud pública global en el futuro es que los líderes mundiales no cumplan con el Acuerdo de París, que recomienda limitar la subida de la temperatura a 1,5 grados centígrados.


En efecto, curiosamente a la dramática advertencia hecha hace unas semanas por parte del Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC) que asesora a la ONU –en la cual se ratifica que la acción del hombre ha provocado que el clima esté cambiando en todos los rincones del planeta a una escala sin precedentes, que algunos de esos cambios serán irreversibles por miles y cientos de miles de años y que solo una acción enérgica y duradera en la reducción de gases de efecto invernadero puede limitar su alcance– siguió una serie de hechos a nivel internacional que la confirman: En Nueva york el huracán Ida provocó las peores lluvias torrenciales de toda su historia que ocasionaron por primera vez mas de más de 40 muertos. Algo similar Ocurrió en Tennessee. De tal suerte que mientras en la costa este de los EE.UU aparecen las lluvias destructoras en la costa Oeste, en contraste, la sequía hace que sean cada vez más frecuentes los incendios forestales. De otra parte, en el siempre tranquilo Mar Mediterráneo aparecieron las Danas que están ocasionando, por estos días, lluvias torrenciales nunca antes vistas en España.


Lo grave es que estas catástrofes climáticas se han quintuplicado durante los últimos años y apenas ha subido algo más de un grado la temperatura en el planeta. Los efectos serán mucho más devastadores si la temperatura aumenta uno o dos grados más como prevén los expertos.


Todo ello se debe a la cada vez más alta temperaturas de los mares que hacen que simples tormentas tropicales se conviertan en feroces y destructores huracanes. Es decir, los científicos han encontrado una relación directa entre el aumento de la temperatura en los océanos y el incremento en la intensidad de las tormentas.


Recordemos, a propósito, que nosotros, los del Caribe colombiano, integramos el Gran Caribe en donde, de Julio a noviembre de todos los años, ocurre la denominada temporada de huracanes con mas de 22 de estas violentas tormentas. Por ello debemos tomar muy en serio varias de las conclusiones del informe auspiciado por la ONU como, por ejemplo: Intensificación de las lluvias y de las sequias; Aumento del nivel del mar que provocará mayores inundaciones y erosión en las zonas más bajas; Fenómenos extremos costeros que antes se producían cada 100 año ahora se registrarán cada año; El calentamiento de los océanos reducirá los niveles de oxigeno lo que afectará los ecosistemas marinos.


Lea también: Desbordados


No solo los líderes deben tomar medidas, nosotros en lo personal debemos cambiar nuestros hábitos asumiendo un consumo responsable de bienes y servicios y exigiendo que las ciudades trabajen solo con energías limpias a fin de no heredarles a nuestros hijos y nietos un verdadero infierno.