top of page

"Siempre he perdido en esas zonas": Petro sobre votación en varias regiones



Este martes , 5 de septiembre, el presidente Gustavo Petro se refirió a las declaraciones de su hermano Juan Fernando Petro sobre las pasadas elecciones presidenciales y la estrategia que, según Juan Fernando, le habría dado más de un millón de votos a la campaña del hoy mandatario de los colombianos.


En entrevista con 'Los Informantes' de Caracol Televisión, Juan Fernando Petro señaló que gracias a la estrategia de diálogo por diferentes cárceles del país con cabecillas de grupos armados se habría generado un impacto que terminó dándole votos a la campaña de Gustavo Petro, claves según Juan Fernando, para la posterior victoria por tratarse de regiones distantes del petrismo como Norte de Santander y parte del Magdalena Medio.



Sin embargo, el presidente Gustavo Petro le salió al paso a estas declaraciones mediante sus redes sociales y señaló que nunca ha estado cerca de esa cantidad de votos en las regiones mencionadas por su hermano.


"Pues siempre pierdo en el Norte de Santander y de lejos, siempre pierdo en el Magdalena Medio, solo gano en Barrancabermeja y Puerto Wilches y siempre gano en el Urabá Antioqueño. Nunca he sacado en total ni un millón de votos en esas regiones, no alcanzo ni a la mitad y literalmente me duplican mis oponentes", dijo el presidente Petro en su cuenta de X, antes Twitter.



“El Urabá y el Magdalena Medio, dirigidos desde las cárceles, lograron una votación que... Uribe lo entendió, él lo dijo: ‘Me parece raro, curioso y extraño que en lugares donde Petro no podía ni llegar, ahora gana masivamente’”, dijo Juan Fernando Petro en diálogo con 'Los Informantes'.


“Nosotros vimos que, entre el Norte de Santander, el Urabá antioqueño, el Magdalena Medio, Gustavo (Petro) obtuvo un millón y pico de votos que no tenía antes. Ahora, si te das cuenta, con ese millón y pico de votos fue que ganó”, dijo Juan Fernando Petro, dando a entender que su hermano Petro había ganado por los votos “dirigidos” desde las cárceles. COLPRENSA

Comments


bottom of page