Policía colombiana mató a 86 personas en 2020, revela informe



Agentes de la policía en Colombia mataron a 86 personas el año pasado, según una ONG local que denunció abusos “estructurales y sistemáticos” en la fuerza policial de la nación sudamericana.


Temblores, una organización no gubernamental que monitorea la violencia estatal, también documentó 7.992 casos de agresión y 30 casos de violencia sexual, con comunidades de migrantes y afrocolombianos a menudo como víctimas.


Lea también: Joven perdió un ojo durante enfrentamiento con el ESMAD


“Esta violencia no se debe solo a unas pocas manzanas podridas, es parte de la arquitectura del estado colombiano”, dijo Alejandro Lanz, director del observatorio de violencia policial del grupo.


El informe llevó a los legisladores y activistas de la oposición el miércoles a pedir al gobierno que ponga fin a los abusos, muchos tuiteando con el hashtag #ReformaPolicialYa .


“La falta de legitimidad en torno a la policía, los graves abusos, la impunidad y la presión de la [policía antidisturbios] sobre las protestas son vergonzosas”, escribió el miércoles María José Pizarro, congresista opositora. "Sin confianza no hay seguridad ni autoridad".


En septiembre pasado, estallaron protestas en varias ciudades de Colombia después de que la policía matara a un abogado, Javier Ordóñez. El incidente fue capturado con imágenes telefónicas que se volvieron virales: los oficiales inmovilizaron a Ordóñez y lo electrocutaron repetidamente con una pistola Taser durante más de dos minutos mientras rogaba: "Por favor, no más".


Trece personas murieron y cientos resultaron heridas por agentes de policía durante los disturbios que se produjeron en Bogotá, la capital, y la cercana ciudad de Soacha, mientras que decenas de comisarías policiales fueron vandalizadas e incendiadas.


Dos agentes fueron puestos bajo investigación por su papel en la muerte de Ordóñez en ese momento, pero nadie ha sido condenado.



Las cifras publicadas el miércoles también muestran que la policía a menudo no investiga las malas prácticas y subestima los casos de abuso por parte de los agentes.


“Sabemos por informes de prensa y otras fuentes que hasta al menos 10 personas murieron en las protestas de septiembre pasado, pero los registros estatales afirman que solo fueron cinco”, dijo Lanz. "El número de abusos policiales es mucho mayor de lo que informa el estado".


Tanto la policía como el ejército de Colombia han sido acusados ​​durante mucho tiempo de abusos contra los derechos humanos, muchos de los cuales se cometieron bajo el estandarte de la guerra civil del país con grupos insurgentes de izquierda como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). . El gobierno firmó un acuerdo de paz con las Farc en 2016, aunque la violencia persiste en todo el país.


Vea el informe completo aquí


El código policial aprobado después de ese acuerdo les dio a los oficiales un alcance más amplio para multar a las personas, algo que según Lanz envalentonó a la policía. Ordóñez, el hombre asesinado en septiembre, fue inicialmente detenido por beber alcohol en público, algo prohibido por el nuevo código.


"Luego, con los cierres de Covid que comenzaron el año pasado, la policía tenía aún más control sobre quién podía estar en el espacio público", dijo Lanz. THE GUARDIAN