Luces y sombras de Alejandro Gaviria



La política es dinámica y si no que lo digan Álvaro Uribe y Gustavo Petro, las máximas figuras de los extremos de la derecha y la izquierda, quienes hoy por hoy están unidos -desde sus orillas- en un mismo propósito: enfrentar al nuevo candidato presidencial, el exministro Alejandro Gaviria, a quien desde ya lo ven como una seria competencia para ganar la Presidencia de la República en 2022.


Gaviria, quien al fin se lanzó a la carrera presidencial después de más de seis meses de expectativa -y hasta de ruegos de muchos sectores políticos, en especial liberales-, formalizó su renuncia a la rectoría de la Universidad de Los Andes la semana pasada y el primero de septiembre dio el paso definitivo para estar en la competencia electoral. Inscribió un comité significativo de ciudadanos con el cual espera recoger al menos 1,2 millones de firmas para formalizar su inscripción como candidato independiente a finales de noviembre.


Lea también: Alejandro Gaviria será candidato presidencial en 2022


Gaviria se presentó como una clara opción de la política de centro, y de entrada aseguró que participará en una consulta interpresidencial de esa tendencia en marzo de 2022, por lo que insistió en que por ahora se va solo, sin apoyo de partidos o dirigentes políticos.

"No he recibido avales y yo creo que hay que distinguir dos cosas, unos son los avales formales y afiliaciones partidistas, y otra cosa son adhesiones independientes, sin condiciones voluntarias. Si hay un senador del Partido Liberal que pone un trino y me dice que le gusto como candidato, ahí estoy yo, adhesiones formales, pero avales formales no es algo que esta campaña está pensando en este momento”, afirmó Gaviria.


Sin embargo, en su equipo de trabajo que le acompañará en la carrera presidencial están varios exfuncionarios del gobierno de Juan Manuel Santos. El miércoles, cuando se inscribió en la Registraduría Nacional, estuvo acompañado del exdefensor del Pueblo, Carlos Negret; el exsecretario general de la Presidencia de la República, Luis Guillermo Vélez, y el asesor de imagen Camilo Granada y la representante a la Cámara Juanita Goebertus.


Gaviria entonces estaría partiendo con el supuesto apoyo del expresidente Juan Manuel Santos, con lo cual se descarta la postura del uribismo de que el exmandatario se la juega con el jefe de la izquierda Gustavo Petro, como su candidato presidencial.


Otro gran apoyo que tiene Gaviria es el Partido Liberal, en donde su jefe, el expresidente de la República César Gaviria Trujillo, igualmente le apoya. Desde la misma colectividad se está promoviendo a sus militantes a que salgan a recoger firmas para el exministro Alejandro Gaviria y su nombre es compartido por más del 80% de la bancada de congresistas. Se distancian de él los senadores Luis Fernando Velasco, quien se acerca más al Pacto Histórico de la izquierda, y Guillermo García, igualmente próximo a Gustavo Petro.


El analista John Mario González, llama la atención en el sentido de que Alejandro Gaviria llegó con “visos de hito, en tanto que no es común que a un candidato presidencial se le ruegue tanto para que se convierta en candidato y además goza de una aureola de intelectual y le ayuda a consolidarse en la campaña”.


González, y el también analista Fernando Sanín, coinciden en ver que así como a Gaviria hay puntos que le suman, también claras debilidades y le quita apoyo en sectores muy tradicionales del país, como las comunidades católica y cristianas, eso ante su clara postura como ateo.


Lea también: Alejandro Gaviria estará en una consulta interpartidista en marzo


“No ha aportado fórmulas claras para dar soluciones a los problemas del país”, sostiene González, quien además recuerda que le resta apoyo en la derecha su posición débil en la lucha contra el narcotráfico y a favor de la legalización de las drogas”.


Coalición de la esperanza


Con la claridad de que no estará en ninguno de los extremos, la gran expectativa es qué hará Alejandro Gaviria si llega a la Coalición de la Esperanza, en donde realmente tiene los principales competidores de centro a los que tiene que derrotar, como Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo, Juan Fernando Cristo, Humberto de la Calle y Juan Manuel Galán, quienes le invitaron a la consulta interna. COLPRENSA