top of page

Justicia y Paz de Barranquilla niega la libertad Mancuso



El Despacho de Control de Garantías de Justicia y Paz del Tribunal de Barranquilla le negó al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso la libertad solicitada por el Gobierno en el marco de su nombramiento como gestor de paz.


De acuerdo con el magistrado Carlos Andrés Pérez, la resolución con la que el Ejecutivo designó a Mancuso como gestor de paz es “inconstitucional”, debido a que, si se aplicara, traería como “efecto práctico” un “indulto”.



Pérez explicó que la norma que permite nombrar gestorías de paz se basa en beneficios que se pueden otorgar a miembros de grupos armados con los que se buscan acuerdos humanitarios, algo que no ocurre en este caso con Mancuso.


Es decir, para Justicia y Paz, Mancuso no puede basarse, en palabras del magistrado, en una alegada “supremacía” para interceder entre el Gobierno y los grupos que están conformados principalmente por reincidentes desmovilizados del paramilitarismo.


El magistrado, además, aseveró que el acto administrativo que eligió a Mancuso no está debidamente delimitado en términos de geografía, de deberes o del tiempo que tendría que cumplir el recién deportado a Colombia.


El órgano de justicia transicional concluyó que el Estado tiene el deber de investigar y juzgar las más graves violaciones de derechos humanos, por lo que la suspensión de medidas privativas de la libertad solo debe ser una acción excepcional y debidamente justificada.


Justicia y Paz de Barranquilla era la segunda parada en la justicia transicional para Salvatore Mancuso, debido a que ese tribunal le ha impuesto 33 medidas de aseguramiento que deben traducirse en una detención preventiva.


La semana pasada, un despacho de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá decidió otorgarle libertad a prueba al antes conocido como ‘Triple Cero, al considerar que había cumplido con tres sentencias impuestas por el mecanismo que juzga a exparamilitares.



Sin embargo, Mancuso continúa recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, puesto que debe dirigirse a otros dos despachos que podrían o no darle libertad para cumplir con sus intenciones de reparar a las víctimas.


Uno de esos era, precisamente, Justicia y Paz de Barranquilla, que el 26 de enero emitió la orden 33 de detener a Mancuso, tras una solicitud de la Fiscalía en contra de integrantes de los frentes Mártires del Cesar y Resistencia Motilona.


El Tribunal de Barranquilla ha recogido al menos 11.336 hechos y 15.225 víctimas que se le atribuyen a Mancuso, quien aún debe acudir al control de garantías de Bogotá, que ha impuesto contra él otras catorce medidas de aseguramiento entre 2021 y 2023. COLPRENSA

Comentarios


bottom of page