top of page

Inició el tercer ciclo de negociaciones entre el Gobierno y Eln



Las delegaciones del Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (Eln) retomaron ayer las negociaciones de paz en La Habana con el objetivo principal de acordar en las próximas semanas un cese al fuego.


La instalación de la mesa del tercer ciclo de diálogos de paz entre las partes, esta vez en Cuba tras las rondas en Venezuela (noviembre) y México (marzo), siguió a semanas de desencuentros por la violencia y a dudas en cuanto a las expectativas de avances en esta nueva fase de las negociaciones.


Lea también: 3er ciclo de diálogos entre Gobierno y ELN se realizará en Cuba


El cese al fuego es el punto clave de la agenda, por las vidas en juego y la capacidad de la cuestión para desatascar otros asuntos de los diálogos. Pero aunque las dos partes aseguran que aspiran a acordarlo en La Habana, persisten las diferencias en el lenguaje al respecto.


El negociador jefe del Eln, Israel Ramírez, alias “Pablo Beltrán”, aseguró en su discurso que su equipo tiene “plena disposición y voluntad para llegar al cese al fuego”.

Cara a cara en La Habana: Se instaló el tercer ciclo de conversaciones entre el Gobierno y Eln


En la víspera, en un encuentro con medios internacionales y colombianos, había explicado que su objetivo era un cese al fuego diseñado con “realismo”, para “que funcione al ciento por ciento, cero errores”: que no sea “elemental”, pero tampoco “pesado y complejo” y por tanto “difícil de cumplir”.


En todo caso, señaló, sería un cese al fuego “preliminar”, porque no se trata de un cese “de fin de conflicto”, y debe ser “totalmente lograble, medible y evaluable”.


“Un buen cese va a demostrar una capacidad de la mesa para hacer acuerdos con realismo. Eso es lo que va a gobernar esta idea del cese que vamos a trabajar aquí”, argumentó.


El jefe negociador del Gobierno, Otty Patiño, abogó por su parte por un cese al fuego “temporal con vocación de darle prolongación y profundidad”, un acuerdo “irreversible”, que permita en octubre unas “elecciones en paz”.


Patiño recalcó que “sin cese al fuego es imposible avanzar las transformaciones y las acciones humanitarias” que también se negocian en estos diálogos de paz y que “sin cese al fuego y sin cese de hostilidades no es posible una transformación y una participación democrática”, para que tenga voz una “inmensa” parte de la población colombiana.


‘Gabino’ en la mesa


Otty Patiño valoró asimismo como una “buena noticia” que se haya incorporado a la delegación del Eln Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”.


Lea también: ONU pide que derechos de víctimas sea central en proceso de paz con el ELN


“Creemos que Gabino, a pesar de que ya no es el comandante del Eln, es un hombre que es un símbolo de la unidad del Eln y por tanto una garantía de que podemos avanzar mucho más rápidamente con él que sin él”, expresó Patiño.


La senadora María José Pizarro Rodríguez, de la delegación gubernamental, abogó por su parte en su discurso durante la instalación de la mesa por “un avance sustancial y definitivo en la agenda acordada”, buscando un proceso de paz “irreversible”. COLPRENSA

bottom of page