Francia Márquez no ha tenido el protagonismo que se esperaba



A un mes y pocos días de haberse posesionado el nuevo Gobierno del presidente Gustavo Petro, la vicepresidenta de Colombia, Francia Márquez, ha tenido pocas apariciones en público, teniendo en cuenta el tiempo y las funciones que podría desarrollar en el cargo.


Aunque el presidente Petro le ha encargado diferentes tareas a Francia, una de las principales es llevarle igualdad al territorio nacional, particularmente al Pacífico colombiano.


Lea también: Marbelle se retractó y pidió disculpas públicas a la vicepresidenta Francia Márquez


“La vicepresidenta es la responsable administrativa de las políticas públicas que lleven a la igualdad y que haga que el Litoral Pacífico reciba, en los cuatro años que están por venir, la prioridad de las inversiones de las políticas públicas nacionales”, afirmó Petro en un evento público en esa región.


Para poder cumplir el propósito encomendad, desde la campaña electoral se prometió la creación del Ministerio de la Igualdad, cartera que deberá pasar por el Congreso de la República y que, hasta el momento, no ha sido tramitada.


Cuando sea radicada en el legislativo, a partir de ese momento comenzaría su discusión, pero tendrá que alternarse con los demás proyectos que se discutan, teniendo en cuenta que deberá pasar por el Senado y la Cámara de Representantes.


Durante el primer mes, la vicepresidenta ha sostenido reuniones de alto nivel con funcionarios del Gobierno, con ministros, diplomáticos e invitados internacionales. También ha visitado territorios como Valle, Antioquia, Chocó y Cauca; y en cuanto a viajes internacionales, hasta el momento, ha ido a Estados Unidos.


Aunque es poco el tiempo en el que se ha desarrollado el Gobierno, la vicepresidenta ha mantenido un amplio silencio, tanto en medios de comunicación como en su agenda. Sus encuentros se desarrollan de forma privada y tiene reducidas apariciones en público, esto pudiéndose derivar de las pocas funciones que, hasta el momento, tiene en el cargo.


Aunque la figura de Márquez en la campaña tuvo una gran relevancia pública, actualmente se ha desarrollado de forma más privada y técnica. Para el analista político Pedro Viveros, esta situación es natural, debido a que al comienzo de un Gobierno se está tramitando lo que desean ejecutar en el cuatrienio.


“Convertir algo que no existe en un Ministerio con la importancia que le dieron al que le encargaron a la vicepresidenta, requiere mucho trabajo, debe estar haciendo su trabajo en silencio, pero efectivo, para poder sacar adelante esa tarea. El presidente le encargó hacer un trabajo en la región del Pacífico, ella ha viajado mucho y tiene mucha relación”, afirmó Viveros.


Lea también: El inaceptable racismo con que atacan a Francia Márquez


El analista reiteró: “Ha tenido un trabajo silencioso, pero corresponde a la labor de una vicepresidenta recién comienza el Gobierno, en donde el protagonista, sin duda, es el jefe de Estado en ejercicio y su Gabinete”.


Por su parte, la analista y docente Patricia Muñoz señaló que la situación puede derivarse del diseño institucional que tiene la Presidencia, que es totalmente normal y en donde principalmente siempre tiene gran figura el jefe del Estado.


“La visibilidad mediática, la atención de los ciudadanos, de los medios y la exposición en general casi queda en cabeza del presidente, dado el rol que este tiene y el que asume la vicepresidenta. Baja el nivel de exposición considerablemente para la figura vicepresidencial. De resto, las tareas que ejerza van a estar muy sujetas a lo que el presidente designa”, afirmó Muñoz.


La analista aseguró que la vicepresidenta tendría gran relevancia en las regiones, teniendo en cuenta las designaciones hechas por el presidente, además de reconocer que en estos mismos territorios, particularmente el Pacífico, fueron relevantes para el triunfo de Petro y Márquez.


Coincidiendo con ambos analistas, el consultor político Carlos Andrés Arias aseguró que las actividades públicas que ha tenido Márquez han sido de gran relevancia y tradicionales en su cargo, pero aseguró que ella no ha tenido participación en otros cargos públicos.


“No ha tenido participación activa en el Gobierno, en términos de cuotas burocráticas, en cargos de poder político que le permitan desarrollar políticas públicas o emprender acciones y proyectos sociales. La figura sí le permite desarrollar este tipo de proyectos, pero como está concebido su cargo, no lo puede hacer hasta que no tenga presupuesto y un poder real”, afirmó Arias.


Lea también: Francia Márquez es la fórmula vicepresidencial de Petro


El consultor reiteró: “No ha tenido injerencia en políticas públicas que beneficien a comunidades vulnerables o que se vea representando su poder político, su intención de incidir en términos de recursos públicos para acciones y proyectos porque el presidente no le ha dado el protagonismo”.


Finalmente, los analistas coincidieron que, a pesar de los diversos motivos, no le hace bien al Gobierno evidenciar esa mínima participación o comunicación entre el presidente y la vicepresidenta, teniendo en cuenta la figura de Márquez que movió masas en la campaña y en las comunidades. COLPRENSA