Fiscal investigará amenazas en El Salado



Después de que se dieran a conocer las amenazas por medio de panfletos contra un grupo de líderes sociales del corregimiento de El Salado, en Bolívar, las autoridades ofrecieron una recompensa de $20 millones por los responsables.


Esta recompensa se ofreció por parte de la Alcaldía del Carmen de Bolívar, que ordenó recopilar la información necesaria para dar con los que amenazaron, autodenominándose “Águilas Negras”, a los once líderes en la localidad de El Salado.


Lea también: Gobierno incumple derechos del pueblo Wayúu: Procuraduría


Las labores de búsqueda de los responsables se emprendieron después de realizar un consejo extraordinario de seguridad integrado por autoridades locales, gubernamentales y militares, en donde se definieron medidas para proteger la vida de los líderes amenazados.


“El compromiso es atender de manera inmediata las necesidades de seguridad para obtener resultados y seguir trabajando por la tranquilidad de los Montes de María”, aseguró el contralmirante Juan Ricardo Rozo, comandante de la Fuerza Naval del Caribe a través de un comunicado.


Sobre las medidas adicionales el alto oficial detalló que la Armada Nacional desplegó operativos para impedir que los grupos armados ilegales emprendan acciones delictivas y amenazantes contra los habitantes de la región.


Por parte de la Fiscalía General de la Nación también se anunciaron medidas urgentes en el caso y se asignó un fiscal de apoyo de la Unidad de Derechos Humanos para que investigue de dónde provienen las amenazas contra los líderes sociales.


Dentro de estas investigaciones, por orden del fiscal Francisco Barbosa, se ordenó priorizar el caso de la lideresa Yirley Velasco, quien desde hace más de dos años viene siendo amenazada por grupos paramilitares de la región.


Lea también: Fiscalía General de la Nación tendrá nueva sede en Barranquilla


Contra la mujer han llegado diferentes mensajes intimidantes firmados a nombre de las Auc, en los que aseguran que es declarada “objetivo militar”, tema por el que ya hay dos personas imputadas, que están siendo investigadas por su posible relación con las nuevas amenazas.


Por ahora el ente investigador comisionó un equipo para seguir cada caso en particular y se espera garantizar la seguridad de los once líderes locales amenazados por parte de grupos ilegales.