top of page

Fallo de la CIJ negó pretensiones de Nicaragua



Este jueves, 13 de julio los colombianos tuvieron una gran noticia. El destino del mar territorial colombiano en el occidente del Caribe fue definido por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en respuesta a la demanda presentada por Nicaragua sobre la delimitación de la plataforma continental.



Gracias a este fallo se estableció la delimitación de las fronteras marítimas entre Colombia y Nicaragua en el mar Caribe, disputa que tiene una historia. De hecho, esto brindará claridad sobre los derechos y jurisdicciones de ambos países en el área disputada y evitará conflictos futuros.


La Corte Internacional de Justicia también reconoció y amplió la extensión de la plataforma continental de Colombia en el mar Caribe, otorgando derechos adicionales sobre los recursos naturales en esa área, como los hidrocarburos y los minerales.


Asimismo, este fallo también garantizó los intereses pesqueros de Colombia en el área marítima delimitada. Un paso importante para la economía y seguridad de Colombia, ya que la pesca tiene un rol importante en el sector y es una fuente de alimentos en las regiones cercanas.


El fallo beneficiará porque se reafirmó la soberanía y el control territorial de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como sobre las islas y cayos circundantes. Esto es fundamental para la integridad territorial y la protección de los derechos de los habitantes de estas islas.



Finalmente, la corte tomó una decisión y ratificó que Colombia ganó todo y Nicaragua perdió, una pelea marítima que, según la corte, muy pocos países en el mundo han tenido una pretensión semejante de ganar territorio por medio de ampliar la plataforma continental. COLPRENSA

Komentarze


bottom of page