top of page

Entregan centro de formación en mecánica industrial en Palmar de Varela



Una alianza entre la Gobernación del Atlántico, a través de la Secretaría de Educación, el Sena Regional Atlántico y la empresa multinacional productora de acero Ternium, hizo realidad la entrega de un taller especializado en mecánica de maquinaria industrial para la formación de bachilleres y egresados de la Institución Educativa Técnica Comercial e Industrial de Palmar de Varela.


El centro de entrenamiento tiene dos aulas nuevas dotadas con muebles y equipos de avanzada. El primer salón cuenta con prototipos didácticos formativos, que incluyen cuatro bancos de trabajo hidráulico, trabajo neumático, de automatización y eléctrico; y el segundo salón es para la formación convencional y tiene aire, televisor, mesas, sillas y un transformador eléctrico.



“Hemos sido testigos de cómo el trabajo en equipo da sus frutos. Para la gobernadora, Elsa Noguera, la pertinencia en la educación es fundamental. De esta manera, nuestros procesos de articulación y ciclos propedeúticos van acorde con la realidad económica y empresarial de cada municipio. Palmar es un ejemplo, para que esta institución retome su característica industrial y genere trayectorias educativas completas a la educación superior”, enfatizó la secretaria de Educación departamental, Catalina Ucrós.


La entrega de este taller especializado reviste un enfoque especial de género, pues no solo los estudiantes y egresados varones de esta institución están interesados en recibir instrucción en las diversas áreas de la mecánica industrial. En el grupo de egresados, que ya inició formación, hay tres mujeres dispuestas a aprender lo que en otras épocas se creía estaba reservado solo para hombres.


Nayeris Olmos es una de ellas. Con 18 años ya completó cursos de ofimática, eléctrica, contabilidad y soldadura, como un entrenamiento previo a la formación técnica en mecánica de maquinaria industrial. Desde muy pequeña veía a su padre, mecánico de oficio, arreglando motocicletas, carros y hasta los camiones que él mismo conducía. Sintió mucha curiosidad y así fue como inició el mismo camino de su progenitor, desarmando sus bicicletas y los abanicos de su casa.


La joven dice que se siente atraída por la automatización, que implica el uso de la tecnología para realizar tareas con poca intervención humana. Asegura que aprovechará esta gran oportunidad para aprender y forjar su futuro como una experta en electromecánica.


“Es puro mito, nosotras las mujeres también podemos, hoy somos tres las que estamos en este grupo para entrar en el mundo de la mecánica, no solo los hombres”, expresó Nayeris Olmos.


En el Técnico Comercial e Industrial de Palmar de Varela también existen otras 16 jóvenes, estudiantes de 10 y 11 grado, interesadas en comenzar la formación en mecánica industrial; mientras tanto aprovechan la línea de articulación con el Sena en la media que ofrece, por el momento, mecánica diesel y electricidad automotriz.



Por su parte, el director industrial de Ternium Colombia, Eduardo Gutiérrez, aseguró que “en su labor social lo más importante para la empresa es la educación, siempre buscamos escuelas donde aportar a este tema. Aquí tenemos unos bancos de trabajo para que todos tengan la posibilidad de que lo que ven en los libros puedan llevarlo a la práctica y ser mejores técnicos. El respaldo de la Gobernación es básico, sino no podríamos hacer nada de esto; es un enroque completo entre Gobernación, Sena y empresa privada para poder llegar a todo esto”.


La formación en mecánica industrial tomará nueve meses: seis de etapa lectiva y tres de etapa productiva en práctica laboral. El gran anhelo es lograr que se conviertan en técnicos bien entrenados, para suplir las necesidades de empresas como Ternium, que ha empleado de forma directa a unos 1.500 trabajadores colombianos en sus sedes en todo el país.

Commenti


bottom of page