Desbordamiento del río Magdalena deja 454 casas inundadas



La Defensa Civil de Puerto Wilches informó que 454 casas están afectadas por inundaciones debido al desbordamiento del río Magdalena. Los barrios más afectados son Bellavista, Unidos, Arenal y Juan.


Además, el organismo de socorro advirtió que el agua empieza a llegar peligrosamente también al barrio San Rafael.


Lea también: Contraloría denuncia "masacre ambiental" por la deforestación


Algunos de los damnificados salieron de sus viviendas sin nada. Otros aguardan ayuda en medio de las casas inundadas.


“Pedimos ayuda para que nosotros no suframos por el desbordamiento del río...”, aseguró ayer Hermes Bayona, habitante del barrio Unidos de Puerto Wilches.


Familias enteras pasaron la noche en vela, tratando de salvarse a sí mismos y de rescatar lo poco que el agua les dejó.


“Ya se sabía que esto iba a pasar. Nadie hizo nada. El agua se nos metió a las casas. Es una tragedia. Lo perdimos todo. La única cosa que pudimos hacer fue salvarnos, no pudimos sacar nada de nuestras casas, que están con el agua hasta bien arriba”, advirtió ayer Juliana Téllez, una de las damnificadas.


Durante toda la noche del viernes y la madrugada del sábado pasado, los organismos de socorro trabajaron en la atención de estas familias.


“Atendimos esta inundación en el barrio Unidos, donde estas familias lamentablemente se vieron bastante afectadas. Ayudamos en la atención y logramos rescatar pocos enseres. En el barrio Juan, los habitantes salieron de ahí a resguardarse en otras viviendas. En el sector de Unidos las personas permanecen aún en sus casas”, explicó Jairo Rincón, coordinador de la Defensa Civil en Puerto Wilches.


Ahora, inundados, sin sus pertenencias y con una profunda tristeza por haber perdido todo, las familias damnificadas piden ayuda urgente al Gobierno Nacional.


Avanzan obras de mitigación


Las inundaciones en Puerto Wilches fueron advertidas por la comunidad. Sin embargo, antes del inicio de la temporada de lluvias no se adelantaron trabajos de prevención. Tampoco se inició, por parte de la Unidad Nacional de Riesgos, la obra de contención del río en el sector “Vuelta Perico”.


Con el inicio de las lluvias, el jarillón ubicado en ese sector se rompió, inundó fincas aledañas y prendió las alertas en el caso urbano.


Rafael Centeno, personero de Puerto Wilches, una semana atrás, los organismos de defensa y socorro advirtieron a la Alcaldía sobre el riesgo de rompimiento del jarillón en esa zona.


“La respuesta de la Alcaldía no fue inmediata. Incluso desde mucho antes, desde 2021, se conocían del riego de colapso del dique”, aseguró.


Con la emergencia, el pasado 5 de abril, la Alcaldía y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos, iniciaron trabajos para contener el río en el sector de “Vuelta Perico” y así frenar las inundaciones. Las labores se realizan a toda marcha, con el apoyo de la comunidad.


Lea también: Abren licitación para el Canal del Dique


“Estamos haciendo la instalación de las bolsa big bag, con el apoyo de Ecopetrol, la Unidad de Riesgos, la Alcaldía y la gobernación de Santander para mitigar el riesgo de inundación. Acá está también la comunidad ayudando para que esta contención se pueda terminar completamente”, dijo César García, director Departamental de Riesgos.


La entidad pidió a Cormagdalena y al Ministerio de transporte que restringiera el paso de embarcaciones al sector aledaño. COLPRENSA