Contraloría cuestionó manejo de la SAE a inventario entregado por las Farc



La Contraloría General de la República formuló cuestionamientos a la Sociedad de Activos Especiales (SAE) por el manejo eficiente y eficaz de los recursos del inventario de bienes y activos que entregó la extinta guerrilla de las Farc.


“Es de conocimiento nacional que se hizo una entrega por supuestamente un billón de pesos en bienes. Pero lo que recibió realmente la SAE fueron solamente bienes que contados fueron de alrededor de $43.000 millones “, dijo el contralor delegado para el Sector Justicia, Sebastián Montoya.


Lea también: Casi 200.000 gramos de oro de las FARC irán a subasta


“Hay una responsabilidad de la SAE y del Gobierno Nacional de mirar qué es lo que está pasando con esos recursos”, los cuales fueron entregados por las Farc dentro del Acuerdo de Paz.


En ese sentido, la Contraloría encontró un hallazgo administrativo en una auditoría financiera a la SAE, porque se evidencia una gestión ineficaz “teniendo en cuenta, que del billón de pesos relacionados en las actas de entrega por parte de la FARC-EP, únicamente se constituyó un patrimonio autónomo en la vigencia 2021 por $43.000 millones que corresponde a: efectivo y caletas ($2.114.350.000), dólares ($1.442.622.675), oro ($39.025.813.861), semovientes ($158.778.650), muebles y enseres ($500.000) y medios de transporte ($24.500.000)”.


Si bien el ente de control reconoció la SAE ha gestionado esos bienes, ese trabajo no ha sido los suficientemente efectiva en la medida en la que esos recursos no se han materializado en la reparación de las víctimas del conflicto.


Cuentas del Frisco


La Contraloría también se refirió a dificultades en el Fondo para la Rehabilitación, Inversión y Lucha contra el Crimen Organizado (FRISCO).


Lea también: ONU reclama mayor seguridad para excombatientes de las FARC


“Lo que más nos preocupa a nosotros es que cuando estas cuentas ya definan el estado real de la situación que se tenga se puede encontrar que el patrimonio no es el esperado”, aseguró Montoya.


Montoya subrayó que los problemas que encontraron son fundamentalmente contables. “Los cobros en las cuentas no son coherentes. Eso muestra una dificultad gigantesca que hoy tiene la SAE frente a ponerse al día con esa información”, dijo el funcionario. EL COLOMBIANO