Colombia sí está recibiendo a venezolanos deportados de EE.UU.



La deportación de venezolanos desde EE. UU. a Colombia es un teléfono roto de las versiones de Presidencia, Cancillería, Migración Colombia, y la información de medios estadounidenses. Mientras la Cancillería y Migración Colombia niegan los casos, el presidente Iván Duque lo confirma.


No obstante, en la tarde del martes el mandatario Iván Duque confirmó que sí se han efectuado esos procesos en “personas que tenían estatus migratorio en nuestro país y que aprovechando, trataron de entrar ilegalmente a Estados Unidos. Por eso se están deportando a Colombia”.


Lea también: La regularización de venezolanos como ejemplo en Latinoamérica


El Ejecutivo afirma que los traslados de migrantes al país obedecen a casos de personas que no tenían estatus de protección temporal, sino permiso de tránsito.


Sus declaraciones contrastan con la versión que el 22 de diciembre publicó la Cancillería, detallando que “los gobiernos están estudiando la posibilidad de manera coordinada, priorizando la seguridad y los protocolos de salud, a aceptar la deportación desde EE. UU., de aquellos venezolanos regularizados o que se encuentran registrados en Colombia en el Estatuto de Protección Temporal y que fueron retenidos queriendo cruzar de manera irregular hacia EE. UU.”.


La cartera de relaciones exteriores, en cabeza de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, ha desmentido que haya un plan para deportar 6.000 ciudadanos de ese país a Colombia, con el objetivo de que pasen hacia Venezuela.


Vuelos con deportaciones


Los vuelos de EE. UU. a Colombia con decenas de personas deportadas por ese país, no son un asunto nuevo. Estos se han implementado durante meses con los colombianos que son encontrados con un estatus irregular allí. Sin embargo, en el que arribó el pasado jueves había dos venezolanos entre sus ocupantes.


La Casa Blanca no tiene relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro, lo que le impide enviar un vuelo directamente a Venezuela. Es por esto que Colombia, un territorio con una frontera de 2.219 kilómetros, es un destino clave para que estos puedan retornar a su país. Una vez aterrizan, tienen un permiso de dos semanas para cruzar a su lugar de destino.


Camila*, una venezolana que vivió en Cúcuta durante tres años y migró a EE. UU. por la frontera con México, cuenta que uno de sus connacionales fue deportado a Colombia en septiembre porque tenía doble nacionalidad.


A ella le quedan tres meses para terminar de resolver su trámite migratorio, con lo que dejaría de estar en riesgo de una deportación. “Aunque empiezas un proceso, desde el momento que uno ingresa a EE. UU. tiene una orden de deportación que puede hacerse efectiva si uno incumple una norma”, relata.


Lea también: 1'800.000 venezolanos tramitan residencia legal en Colombia


La embajada de Venezuela en EE. UU., coordinada por la oposición, aseguró que no ha autorizado solicitudes de deportación de venezolanos por razones migratorias y que solo hay “contados casos criminales con decisión de la justicia”.


En 2021 unos 108.510 migrantes que huyeron de la crisis de Venezuela arribaron a Estados Unidos. De esa cifra, 24.961 casos se registraron en diciembre.


Sus declaraciones contrastan con la versión que el 22 de diciembre publicó la Cancillería, detallando que “los gobiernos están estudiando la posibilidad de manera coordinada, priorizando la seguridad y los protocolos de salud, a aceptar la deportación desde EE. UU., de aquellos venezolanos regularizados o que se encuentran registrados en Colombia en el Estatuto de Protección Temporal y que fueron retenidos queriendo cruzar de manera irregular hacia EE. UU.”.


La cartera de relaciones exteriores, en cabeza de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, ha desmentido que haya un plan para deportar 6.000 ciudadanos de ese país a Colombia, con el objetivo de que pasen hacia Venezuela.


Vuelos con deportaciones


Los vuelos de EE. UU. a Colombia con decenas de personas deportadas por ese país, no son un asunto nuevo. Estos se han implementado durante meses con los colombianos que son encontrados con un estatus irregular allí. Sin embargo, en el que arribó el pasado jueves había dos venezolanos entre sus ocupantes.


La Casa Blanca no tiene relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro, lo que le impide enviar un vuelo directamente a Venezuela. Es por esto que Colombia, un territorio con una frontera de 2.219 kilómetros, es un destino clave para que estos puedan retornar a su país. Una vez aterrizan, tienen un permiso de dos semanas para cruzar a su lugar de destino.


Camila*, una venezolana que vivió en Cúcuta durante tres años y migró a EE. UU. por la frontera con México, cuenta que uno de sus connacionales fue deportado a Colombia en septiembre porque tenía doble nacionalidad.


A ella le quedan tres meses para terminar de resolver su trámite migratorio, con lo que dejaría de estar en riesgo de una deportación. “Aunque empiezas un proceso, desde el momento que uno ingresa a EE. UU. tiene una orden de deportación que puede hacerse efectiva si uno incumple una norma”, relata.


Lea también: Corte ordena darle nacionalidad colombiana a menor venezolana


La embajada de Venezuela en EE. UU., coordinada por la oposición, aseguró que no ha autorizado solicitudes de deportación de venezolanos por razones migratorias y que solo hay “contados casos criminales con decisión de la justicia”.


En 2021 unos 108.510 migrantes que huyeron de la crisis de Venezuela arribaron a Estados Unidos. De esa cifra, 24.961 casos se registraron en diciembre.


Sus declaraciones contrastan con la versión que el 22 de diciembre publicó la Cancillería, detallando que “los gobiernos están estudiando la posibilidad de manera coordinada, priorizando la seguridad y los protocolos de salud, a aceptar la deportación desde EE. UU., de aquellos venezolanos regularizados o que se encuentran registrados en Colombia en el Estatuto de Protección Temporal y que fueron retenidos queriendo cruzar de manera irregular hacia EE. UU.”.


La cartera de relaciones exteriores, en cabeza de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, ha desmentido que haya un plan para deportar 6.000 ciudadanos de ese país a Colombia, con el objetivo de que pasen hacia Venezuela.


Vuelos con deportaciones


Los vuelos de EE. UU. a Colombia con decenas de personas deportadas por ese país, no son un asunto nuevo. Estos se han implementado durante meses con los colombianos que son encontrados con un estatus irregular allí. Sin embargo, en el que arribó el pasado jueves había dos venezolanos entre sus ocupantes.


La Casa Blanca no tiene relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro, lo que le impide enviar un vuelo directamente a Venezuela. Es por esto que Colombia, un territorio con una frontera de 2.219 kilómetros, es un destino clave para que estos puedan retornar a su país. Una vez aterrizan, tienen un permiso de dos semanas para cruzar a su lugar de destino.


Camila*, una venezolana que vivió en Cúcuta durante tres años y migró a EE. UU. por la frontera con México, cuenta que uno de sus connacionales fue deportado a Colombia en septiembre porque tenía doble nacionalidad.


A ella le quedan tres meses para terminar de resolver su trámite migratorio, con lo que dejaría de estar en riesgo de una deportación. “Aunque empiezas un proceso, desde el momento que uno ingresa a EE. UU. tiene una orden de deportación que puede hacerse efectiva si uno incumple una norma”, relata.


Lea también: ¿Son los venezolanos culpables de los delitos en Colombia?


La embajada de Venezuela en EE. UU., coordinada por la oposición, aseguró que no ha autorizado solicitudes de deportación de venezolanos por razones migratorias y que solo hay “contados casos criminales con decisión de la justicia”.


En 2021 unos 108.510 migrantes que huyeron de la crisis de Venezuela arribaron a Estados Unidos. De esa cifra, 24.961 casos se registraron en diciembre. COLPRENSA