Candidatos presidenciales, en la recta final



Rodolfo Hernández y Gustavo Petro se juegan el todo por el todo en la segunda vuelta presidencial, el próximo domingo 19 de junio. Expertos analizan cómo será la semana previa a los comicios.


Los colombianos están a días de elegir al presidente de la República que dirigirá al país durante los próximos cuatro años: Gustavo Petro, del Pacto Histórico, o Rodolfo Hernández, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción.


Lea también: "Una bomba que puede dinamitar la construcción democrática": Laura Restrepo sobre Hernández


Las dos últimas semanas, después de los comicios del 29 de mayo, han sido totalmente diferentes a lo que los candidatos venían haciendo para la primera vuelta: el proselitismo, las adhesiones, los eventos y las intervenciones cambiaron su rumbo.


El candidato Petro, que obtuvo 8.541.617 votos, visitó una fábrica de calzado, pasó la noche en una casa de Quibdó con una familia víctima de la violencia, compartió con mineros en Boyacá, jugó fútbol con sus seguidores, fue silletero en Medellín, pescador en el Tolima y compartió con conductores de transporte público.


También se mostró más a la defensiva frente a los cuestionamientos que le ha hecho Hernández en redes sociales, principal escenario de la campaña. No hubo espacio para hacer debates debido a la decisión del exalcalde de Bucaramanga de no asistir a los que fueran organizados.


Petro también recibió destacadas adhesiones políticas de personajes como Alejandro Gaviria, Iván Marulanda, Antonio Navarro Wolf, Luis Gilberto Murillo, Mabel Lara, Antanas Mockus, entre otros, que en su mayoría se identificaban con una política de centro.


Los días de Hernández, quien obtuvo 5.965.335 votos, sí estuvieron más movidos, a diferencia de la primera etapa que la concentró únicamente en internet. El candidato visitó territorios como Barranquilla, Vichada, Cali, Bogotá y Santander, realizó campaña de forma más tradicional, hizo continuas apariciones en medios de comunicación y su estrategia comunicativa mostró más actividad.


En temas de adhesiones y apoyos, Hernández también recibió importantes reconocimientos. A pesar de que comenzó un diálogo con la mayoría de los integrantes de la Centro Esperanza, encabezada por Sergio Fajardo, las conversaciones tuvieron una interrupción abrupta.


Aún así, Hernández recibió el apoyo del máximo líder del Nuevo Liberalismo, Juan Manuel Galán, junto a la mayoría de militantes del partido recién revivido y de personalidades también de centro de diferentes regiones.


Un apoyo que llegó de forma particular, a diferencia de las demás, fue la del exgobernador Carlos Amaya, quien acompañó a Hernández al Vichada. Aunque por decisiones finales Fajardo y Jorge Enrique Robledo anunciaron que su voto será en blanco, los políticos se habían mostrado más inclinados al exalcalde de Bucaramanga.


Hernández también recibió los apoyos de miembros de partidos como el Centro Democrático, el Liberal, el Conservador, La U, y del excandidato del Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez. Sus controversiales propuestas, su familia y una denuncia de amenaza contra su vida, la cual hizo desde Miami (Estados Unidos), también caracterizó la campaña del exalcalde.


Lea también: Encuesta de Yanhaas pone a Petro por delante de Rodolfo Hernández


¿Cómo serán los días finales?


Aunque la normatividad colombiana no le permite a los candidatos hacer eventos públicos y proselitismo político una semana antes de los comicios, Hernández y Petro terminarán de concentrar sus alfiles de campaña, compartirán más sus propuestas de Gobierno y harán mayor participación en redes sociales y medios de comunicación.


Para el analista y docente Jorge Munevar, los próximos días no serán fáciles, debido a que podrían ser poco efectivas las movidas que haga cada campaña, con todo lo que se ha evidenciado en lo corrido de la misma.


“Puede ser poco efectivo cualquier movimiento que se haga, los errores que se cometan pueden generar a cualquiera de los candidatos pérdidas que pueden ser irrecuperables, por eso Hernández trata de no hablar y se aleja de todo el debate”, aseguró Munevar.


Frente a Petro, el analista aseguró: “La situación es delicada para lograr dar confianza y recuperar la imagen de una campaña que se debe manejar bajo criterios éticos, pues no es fácil, porque las campañas terminaron en lo mismo que ha pasado en los últimos tiempos, se crea más incertidumbre en la población”.


Frente a lo que puedan hacer ambas campañas, Munevar aseguró que es importante evitar la polarización y que llamen a la calma, a la unión, la participación ciudadana y a demostrar las principales propuestas que emplearían ante un eventual Gobierno.


Por su parte, el consultor y analista Carlos Andrés Arias, aseguró que en el caso de Petro, buscará compartir un escenario de opinión con Hernández.


“En espacios de televisión abierta o en redes sociales en donde puedan debatir sin que medie el ecosistema digital de cada uno, un espacio neutral, de confrontación. Hernández buscará no asistir a ningún tipo de debate, seguirá produciendo contenidos sistemáticamente desde un lugar seguro y de quietud”, expresó Arias.


El consultor reiteró que Hernández evitará hacer apariciones públicas debido a que, cuando es abordado repentinamente, tiende a cometer errores que le podrían costar la Presidencia.


“Las grandes movidas en los próximos días serán en redes sociales, especialmente en grupos de mensajería instantánea para seducir votantes indecisos y seguirá la confrontación en Twitter. Es posible que venga alguna filtración en las campañas”, explicó Arias.


Frente a si en los siguientes días se podrían evidenciar movidas políticas en las campañas, ambos analistas coincidieron en expresar que no habría mayor movimiento debido a que se estará concentrando y concretando lo que se logró en los últimos meses.


Lea también: El voto en blanco tiene un "efecto simbólico" en la segunda vuelta


El analistas Arias, por su parte, aseguró: “Los movimientos son muy limitados, sería algo muy extraordinario lo que pudieran mover las campañas, la gente consolidará sus posiciones, los candidatos en los lugares en donde tienen su votación buscarán consolidar cada uno de sus votos”.


Y finalizó: “Esta última semana será de ajustes en redes sociales, en especial en la de Hernández, que va a construir una batería de contenidos, y en la de Petro sus alfiles llegarán a las regiones”. COLPRENSA