“Campaña de Iván Duque recibió $6.000 millones de clanes de la costa”



Aida Merlano volvió a prender el ventilador este martes ante la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia, donde reiteró que la campaña presidencial de Iván Duque para las elecciones de 2018 recibió 6.000 millones de pesos de los clanes Gerlein y Char.


La exsenadora, quien se encuentra todavía prófuga de la justicia en Venezuela, también recalcó en el juicio oral que se le adelante por parte de la Corte Suprema, que estos dos clanes de la costa colombiana fueron los que financiaron su aspiración al Congreso de la República. Lea: Corte remite declaración de Aída Merlano a la fiscalía y comisión de acusación


Lea también: Aída Merlano asegura que ´prenderá el ventilador´ contra Arturo Char


Al cuestionamiento lanzado por el magistrado Jorge Caldas, encargado de moderar la audiencia, sobre quién había financiado su campaña, la excongresista señaló a Alejandro Char, Julio Gerlein y Arturo Char como los principales financiadores.

Luego de los señalamientos, el magistrado del caso le tomó juramento a Merlano y le advirtió de las consecuencias que podría tener si no dice la verdad.


“Quien podría ratificar los valores es el señor Julio Gerlein, pero le voy a decir lo que yo puedo responderle. El señor Fuad Char entregó el valor de 7.000 millones de pesos para que se compraran votos a favor de Arturo Char, de Lilibeth Llinás y a favor mío”, aseguró Merlano.


Según las declaraciones de excongresista, Alejandro Char habría entregado 18.000 millones de pesos, donde se incluyen 7.000 millones de pesos que entregó el papá por medio de Serfinanza.


“Esos 18.000 millones los entregó mediante el contratista Faisal Cure, quien entregó 6.000 millones para la compra de votos de la campaña y la otra parte, que fueron 12.000 millones, correspondientes a la deuda de la comisión de los Arroyos en Barranquilla, Avenida del Río y Malecón”, señaló Merlano.


Agregó que “de los dineros que recibí para la campaña, yo no recibí nada, porque esos dineros fueron usados para esos fines”.


Aida Medrano también reconoció que habló con Alex Char y le informó que no había llegado plata a la campaña y que tenían muchas deudas, pero luego del reclamo, Gerlein empezó a entregar plata a la sede política, iniciando con una entrega de 150 millones de pesos.


También indicó que tres días antes de las elecciones le reclamó a Gerlein por la plata y que él le dijo que necesitaba que lo apoyara para garantizar que le asignaran un contrato de obra en Barranquilla. Aseguró que tiene cheques en su poder para sustentar las denuncias que va a presentar por los desvíos de dinero de la contratación de la ciudad y el pago de coimas.


Lea también: "Vi a Julio Gerlein llevar dinero a Casa Blanca": testigo en caso Merlano


Señaló que se giraron cheques millonarios que fueron cambiados por personas que trabajaban en la sede y que Gerlein tenía la costumbre de cambiar cheques, a través de terceros, para luego quedarse con los dineros. Sostuvo que Hans Ricardo López, el conductor de Gerlein, era una de las personas que participaba en esas operaciones.


Respondió que el tope establecido para las campañas en la época era de alrededor de 850 millones de pesos y que ella no incumplió ese límite, añadiendo que en el sitio conocido como Casa Blanca, funcionaron paralelamente otras dos campañas.


Pidió que se investigue el desvió de 18.000 millones de pesos que corresponderían a recursos públicos, que habrían sido desviados a través de contratos adjudicados en el departamento, y aseguró que hay un ‘carrusel’ de contratación en el Atlántico y todos “con fines políticos para mantener una hegemonía en el país”.


“Parte de esos dineros después hicieron parte de la campaña presidencial del candidato Duque, al que se entregaron de esos 18.000 millones de pesos, 6.000 millones que le terminó entregando Julio (Gerlein) a él, del dinero que no le pagó a Alejandro Char y que dijo que estaba al día en cuanto a las deudas de su comisión”, dijo Merlano.


Luego de los señalamientos, el magistrado del caso le tomó juramento a Merlano y le advirtió de las consecuencias que podría tener si no dice la verdad y le preguntó si se ratifica en los señalamientos contra terceros.


Lea también: Un expediente vinculó al clan Char con el narcotráfico


“He dicho la verdad me ratifico y me comprometo a entregar las pruebas de los hechos que aquí he narrado”, respondió Merlano.


Merlano responde en juicio por el delito de violación de topes electorales para la campaña de 2018. En el expediente existen registros de cheques, que se encuentran en los documentos incautados por las autoridades en un allanamiento, correspondientes a hechos registrados entre enero y abril de ese año. COLPRENSA