top of page

Antiguas herramientas de piedra en Brasil fueron fabricadas por monos



Un estudio publicado en una revista científica revela que unas antiguas herramientas de piedra descubiertas en Brasil, fueron confeccionadas por monos y no por hombres, como se creía anteriormente.


Los investigadores creen que las antiguas herramientas de piedra descubiertas en Brasil son obra de monos capuchinos, y no de los primeros humanos, informó el sitio web de arte y diseño Artnet, citando un artículo académico.



El arqueólogo Agustín M. Agnolín y el paleontólogo Federico L. Agnolín escribieron en un artículo publicado en la revista científica The Holocene en noviembre: “Confiamos en que los primeros yacimientos arqueológicos de Brasil no sean de origen humano, sino que pertenezcan a monos capuchinos”.


Antiguas herramientas de piedra


Según el artículo, los arqueólogos descubrieron lo que creen que son antiguas herramientas de piedra, fabricadas con cantos rodados de cuarzo y cuarcita de origen local, durante las excavaciones realizadas en Pedra Furada, un conjunto de más de 800 yacimientos arqueológicos de Piauí, en el noreste de Brasil.


Según el artículo, las herramientas de piedra más antiguas descubiertas parecen tener hasta 50.000 años de antigüedad, lo que llevó a algunos académicos a teorizar que aportaban pruebas de los primeros asentamientos humanos en la región. Sin embargo, los inesperados hallazgos de 2016 pusieron en entredicho esa teoría.


Los hallazgos mostraron que los monos capuchinos del noreste de Brasil son capaces de fabricar y utilizar una gran variedad de herramientas de piedra. Esto planteó la posibilidad, como se sugirió por primera vez en 2017, de que los monos -y no los humanos- pudieran ser los responsables de la producción de los descubrimientos de Pedra Furada.


Y según Agnolín y Agnolín, los investigadores detrás del artículo de The Holocene, ahora hay una cantidad convincente de evidencia para sugerir que las herramientas no fueron hechas por humanos.



Federico L. Agnolín dijo al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina: “Nuestra revisión de las pruebas sugiere que los antiguos yacimientos de Brasil no pertenecen en realidad a los primeros americanos, sino que son producto de la actividad de los monos”.


Los investigadores compararon las herramientas halladas en Pedra Furada con las que fabrican los monos capuchinos en la actualidad.


Agustín M. Agnolín dijo al CONICET: “El resultado fue sorprendente: No hubo diferencias entre las supuestas herramientas humanas de hace 50.000 años y las que producen los monos en la actualidad”.


Los investigadores recurrieron a investigaciones anteriores y a observaciones de poblaciones de monos capuchinos que muestran que los primates utilizan piedras pequeñas como martillos y rocas grandes y más planas como yunques para abrir nueces y vainas de semillas.



Agustín M. Agnolín dijo, según el comunicado de prensa del CONICET: “El resultado es que las rocas utilizadas a menudo se rompen, generando fragmentos de roca que son muy similares a los producidos por los seres humanos cuando tallan herramientas de piedra”.


Además, los investigadores señalaron en el artículo de The Holocene que no había evidencias que sugirieran un rastro de presencia humana, destacando la falta de fogones o rastros de restos alimenticios.

bottom of page