top of page

44% de los menores en Colombia muestran indicios de trastorno mental



Según el Ministerio de Salud y Protección Social, el 44,7% de los niños y niñas en Colombia muestran indicios de enfermedades mentales y el 2,3% padece trastorno por déficit de atención e hiperactividad.


Los datos se dieron a conocer a propósito del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra cada 10 de octubre y que es promovido por la Federación Mundial de la Salud Mental, con apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de la salud mental y movilizar esfuerzos.



Según el Ministerio de Salud y Protección Social, los trastornos depresivos y de ansiedad ocupan posiciones importantes en el esquema de salud mental de los colombianos, lo que refleja una urgente necesidad de abordar el tema de manera efectiva.


El médico psiquiatra Alexie Vallejo Silva, director del Departamento de Psiquiatría y profesor de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de El Rosario, destacó que “la salud mental se relaciona con el bienestar y la capacidad de afrontar las dificultades de la vida, y es fundamental para la prosperidad individual y social”.


Vallejo también señaló que la salud mental es influenciada por diversos factores, como las condiciones económicas, sociales, culturales, psicológicas y biológicas, y que su abordaje debe ser “intersectorial”.


En Colombia, se estima que 1 de cada 10 colombianos experimentó alguna enfermedad mental, siendo la depresión y la ansiedad las más comunes, especialmente entre las mujeres.


“La educación superior se ha caracterizado por un nivel de exigencia alto, lo que implica niveles de estrés significativos. Esto, asociado a la falta de habilidades socioemocionales, incrementa el riesgo de presentar alteraciones en la salud mental, principalmente relacionadas con estrés, ansiedad y depresión”, afirmó Sandy Pérez, psiquiatra de la Universidad del Rosario.


El informe de la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también reveló que los adolescentes están en el rango de peor salud mental en comparación con los niños y niñas. Y en ese contexto, las mujeres adolescentes entre los 15 años tienden a sentirse solas siempre o la mayor parte de su tiempo


La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió sobre la relevancia de los trastornos mentales y neurológicos en los adultos mayores, con enfermedades como el Alzheimer y la depresión, contribuyendo significativamente a la carga de Enfermedades No Transmisibles en la Región de las Américas.


La prevalencia de demencia en personas mayores de 60 años varía entre el 6,46% y el 8,48% en la región.


“La salud mental es un derecho humano fundamental que sustenta nuestras capacidades individuales y colectivas para tomar decisiones, establecer relaciones y dar forma al mundo en el que vivimos”, enfatizó la OPS.


Vallejo añadió que las enfermedades mentales a menudo se asocian con problemas físicos y que la depresión puede estar relacionada con enfermedades del corazón, subrayando la compleja interacción entre la salud mental y física.


La depresión sigue siendo el trastorno mental más prevalente, afectando a mujeres en una proporción dos veces mayor que a los hombres, con entre el 10 y el 15 por ciento de las mujeres en países industrializados y entre el 20 y el 40 por ciento en países en desarrollo experimentando depresión durante el embarazo o el posparto, según la OPS.


Recomendaciones de estilo de vida saludables, como una buena actividad física, cognitiva y social, son fundamentales para prevenir problemas tanto físicos como mentales, especialmente en personas mayores.



Vallejo resaltó la importancia de la familia en el proceso de recuperación de los pacientes y cómo las terapias familiares pueden ayudar a modificar patrones disfuncionales, fomentando un ambiente más saludable para todos los miembros de la red de apoyo.


Agregó que superar el estigma en torno a la salud mental es esencial para que las personas busquen ayuda y reciban el tratamiento necesario. La información y la empatía son fundamentales para vencer los prejuicios sobre estas enfermedades. COLPRENSA

Commentaires


bottom of page