43 líderes sociales han sido asesinados este año en Colombia: ONU



La Organización de las Naciones Unidas (ONU) lanzó el más reciente informe sobre su última misión de verificación realizada en Colombia.


El escrito estuvo enmarcado en el periodo del 28 de diciembre de 2021 al 25 de marzo de 2022, en el cual se desarrolló la campaña electoral y la celebración de las elecciones legislativas del 13 de marzo; y se presentaron una serie de sucesos violentos y notables incumplimientos en la implementación del Acuerdo de Paz.


Lea también: Líderes sociales en Colombia están desprotegidos: HRW


Entre la información recogida durante este lapso, la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) recibió la denuncia de 43 asesinatos de defensores y defensoras de derechos humanos y líderes sociales, incluidas 4 mujeres, 7 afrocolombianos y 13 líderes indígenas.


Así mismo, la ONU recogió que la Defensoría del Pueblo emitió siete alertas tempranas para Bogotá y otros 20 municipios de los departamentos de Córdoba, Cundinamarca, el Magdalena, el Putumayo, Risaralda, el Tolima y el Valle del Cauca, además de una alerta temprana electoral nacional. “En esta última se identificaron 521 municipios, de los más de 1.100 municipios de Colombia, que corren algún tipo de riesgo, entre ellos 79 municipios en riesgo extremo”, señala el informe.


La ONU también hizo un recuento de los principales acontecimientos de estos meses, como los relacionados con la campaña política, en la que destacó los incidentes de seguridad que vivieron algunos aspirantes al Congreso y recordó lo que se viene presentando en Arauca con los enfrentamientos y tensiones entre el Eln y disidencias de las Farc, que han dejado a miles de personas desplazadas y confinadas.


Sin embargo, el informe muestra una visión optimista sobre lo que viene ocurriendo en el país, al punto de afirmar que el 2022 “constituye un punto de inflexión para el sistema de justicia transicional al arrojar luz sobre los horrores del pasado”.


“Mientras la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas sigue proporcionando consuelo a cientos de familias de desaparecidos, la Jurisdicción Especial para la Paz se prepara para que los perpetradores reconozcan, cara a cara con las víctimas y ante la sociedad colombiana, sus responsabilidades por los crímenes cometidos durante el conflicto y contribuyan a la verdad”, precisa el informe.


Lea también: Masacres y asesinatos de líderes, el otro virus que atacó a Colombia


La ONU destacó la creación de las 16 curules de paz en el Congreso al afirmar que con esta decisión se “ofrece una oportunidad histórica para abordar desigualdades estructurales y reparar el daño causado por el conflicto”. Igualmente, valoró el hecho de que más de 13.000 excombatientes sigan recibiendo apoyo para su reincorporación: “Decenas de miles de familias campesinas están abandonando los cultivos ilícitos y los colombianos de las regiones afectadas por el conflicto empiezan a ver las tan esperadas inversiones”.


“Aunque aún queda mucho trabajo por hacer para profundizar y consolidar la paz en el país, Colombia sigue dando pasos, a través de la implementación del Acuerdo Final, hacia una democracia más inclusiva que llegue a todos sus ciudadanos y territorios”, concluye el informe. COLPRENSA