top of page

Su cerebro está intacto



Cuando escuché decir a Iván Duque: “Yo soy de extremo centro” me fuí de para atrás como Condorito, “Plop” es la primera vez que oigo esto. Tengo entendido que un extremo es el principio o el final de algo. Por ejemplo, si tengo en mis manos una regla de 100 centímetros, un extremo es el CERO y el otro extremo es el CIEN. El centro es centro, así de sencillo. ¿Pero extremo centro? ¡Ave María Purísima!


Pero bueno, no se le puede pedir peras al olmo, recordemos lo “bien” que nos ha representado Duque en el exterior: En su viaje a España, antes de posesionarse como Presidente, fue recibido por el rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela y le dijo: “Le mandó muchos saludos su gran amigo el presidente Uribe, lo quiere mucho, también le mandó muchos saludos el presidente Pastrana”, desconociendo las normas de protocolo para esos casos.


Lea también: Un sentido común que a veces falla


En el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid, después de hacer varias cabecitas con el balón le preguntó a Emilio Butragueño ¿Cuántas te hacías tú? y la respuesta de Butragueño fue contundente: "Yo, nada, yo la cabeza la utilizaba para pensar, no para golpear”, seguro q no entendió lo q le quiso decir.


¿Se acuerdan del episodio de los SIETE enanitos en la sede de la UNESCO en Paris?, ¿Entienden ustedes por qué la metida de patas de Iván Duque, "nuestro" presidente? Es que el pobrecito aún no ha estrenado su cerebro, está intacto, otros piensan por él.


Si lo hubiera estrenado no actuara tan cínicamente, sin inmutarse como lo viene haciendo; recordemos que en un foro con los estudiantes dijo que de ganar la presidencia no iba a haber fracking en el país y ya autorizó el primer piloto para la realización del fracking en el país, a pesar del daño irreparable q él sabe q ocasiona.

En campaña dijo que era partidario de rebajar los impuestos y aumentar los salarios, quizás se refería al estipendio de los congresistas, porque en Colombia han sido los únicos que han recibido un buen incremento; para el 2021 según los empresarios colombianos, el alza del salario mínimo no debe sobrepasar el 2%.


Cuando escucho que Iván Duque califica al Presidente de Venezuela de Dictador, me pregunto ¿Cómo podemos considerar al gobierno de Duque? ¿Cuántos líderes sociales han asesinado y cuantas masacres han hecho en Venezuela? Por lo menos ese dato no lo conozco, pero el de Colombia si, en el año 2020 hasta el mes de octubre habían asesinado 251 líderes sociales e iban 71 masacres con saldo de 282 personas muertas; para el caso de la pandemia, mientras en Venezuela hasta el día de hoy hay 104.177 casos positivos y 916 fallecidos, en Colombia van 1.362.249 casos positivos y 37.633 fallecidos.


¿Quiénes son los líderes sociales o defensores de los derechos humanos?

Aquellas personas que guerrean por un aumento justo en su salario, que luchan para que las empresas de servicios públicos domiciliarios no cobren las facturas de manera exagerada; que la educación pública sea gratuita; que el servicio de salud deje de ser un negocio, que las vías terciarias de los departamentos se mejoren tal como lo prometió Duque en su campaña.


A estos líderes o defensores de los Derechos Humanos los han estigmatizado tildándolos de izquierdistas, comunistas, socialistas, guerrilleros o castrochavistas y por eso los matan. ¿Saben porque los tildan de izquierdistas, comunistas, socialistas, guerrilleros o castrochavistas? Para meterle miedo a la gente y para que no voten por esas personas cuando se postulen a un cargo de elección popular, porque están seguros que si llegan a una corporación como el Congreso de la República, las leyes que ellos van a aprobar serian aquellas que favorezcan al pueblo y no como ahora, que todas benefician a los empresarios y las multinacionales.


Lea también: El engañoso populismo punitivo


¿Saben ustedes quienes son los derechistas y los izquierdistas y cómo surgieron esos términos? Tiene que ver con la revolución francesa; en agosto y septiembre de 1789 se realizó en ese país una Asamblea Nacional para aprobar la nueva constitución política; por pura coincidencia los defensores de la seguridad, el militarismo, la religión, el conservadurismo y la libertad económica, todos pertenecientes a la aristocracia o al clero, se ubicaron del lado derecho del Presidente y los defensores de los derechos del hombre, de la justicia social, de los valores de progreso, igualdad, respeto a lo nacional e internacional, la autonomía, la solidaridad, insubordinación y el derecho de la autodeterminación de los pueblos, se ubicaron al lado izquierdo del presidente.


Ese es el origen de los términos derecha e izquierda, los que les quitan los derechos a los trabajadores como horas extras, recargo nocturno, estabilidad laboral, retroactividad de las cesantías; los que les quitan las casas a los trabajadores por los créditos onerosos que les hacen; los que negocian con la vida de las personas, son los de la derecha y ahora del “Extremo” Centro.

bottom of page