top of page

Reficar, ficha clave para la independencia energética del país: ANIF



La ANIF analizó en detalle la importancia del sector de la refinación para la economía colombiana. Apuntó que juega un rol transversal en el crecimiento económico del país y su capacidad e independencia energética.


“Aunque su participación en la generación de valor agregado ronda el 1.38% del total de la economía, los encadenamientos productivos que se derivan de la actividad la convierten en un sector estratégico para la dinamización del aparato productivo. Los principales actores del sector son la refinaría de Barrancabermeja y la refinería de Cartagena quienes, en conjunto, tienen una capacidad instalada cercana a los 400.000 barriles diarios. Eso ha permitido, entre otras cosas, el autoabastecimiento de Colombia y le ha dado ventajas estratégicas frente a países que son importadores netos, más aún en un entorno de alta volatilidad que ha encarecido el costo de las compras al exterior”, destacó.



Desde la última década, de acuerdo con ANIF, el sector de la refinación y mezcla de combustibles ha constituido una parte importante de la industria manufacturera nacional. Eso ha permitido el aprovechamiento de la materia prima producida en el país, puesto que antes se vendía sin ninguna transformación. Ahora estos productos son demandados por el mercado doméstico. Así mismo, la participación del sector, que rondaba los seis y medio puntos en el 2010, ha estado en constante crecimiento y ha escalado hasta el 2021 a un 10.9%, llegando a ser incluso 12.4% antes de las afectaciones generadas por la pandemia del COVID-19.


“Esa ganancia en participación va en línea con la puesta en marcha de la Refinería de Cartagena que, luego de su modernización, incrementó su capacidad de transformación de materia prima en productos de valor. En efecto, la evolución de las actividades de refinación en el 2016 llegó a tocar un pico de crecimiento anual en el segundo trimestre de 25.4%”, apuntó el centro de pensamiento.


ANIF resaltó que las inversiones hechas en el sector de la refinación han permitido a Colombia mantener su autoabastecimiento de combustibles y derivados petroquímicos. Considerando el papel que juega el sector, no solamente por su valor agregado sino por ser un sector crítico en los encadenamientos productivos, los resultados que muestra la modernización del sector son favorables. En este desempeño positivo, el rol de Reficar ha sido y continuará siendo fundamental y su papel a futuro será cada vez más relevante.


Si se considera el nivel de ingresos operacionales y la capacidad de producción, con la renovación se han logrado mejorar los costos unitarios y el margen bruto por barril. Además, la planta ha logrado sobre cumplir las metas iniciales propuestas en el CONPES 3312, por lo cual fue objeto de tan importante inversión, convirtiéndose rápidamente en la segunda refinería de mayor capacidad en el país y líder en productos con baja concentración de partículas contaminantes. En ese sentido, el país ha dado un salto cualitativo en la calidad de la refinación de combustibles, logrando niveles de ppm muy por debajo del límite regulatorio. Con eso, Reficar ratifica su relevancia como activo estratégico de la nación.



“En suma, la refinación se destaca como uno de los sectores más estratégicos en el tejido productivo del país y sus efectos positivos trascienden su propia actividad. La generación de productos de alta calidad, impulso a otras actividades económicas, abastecimiento y abaratamiento del transporte vía producción local, son los más destacados. Todo eso, posiciona al sector como uno de los ejes fundamentales para la creación de valor y la proyección de crecimiento de la economía nacional”, concluyó ANIF. DATAIFX

Opmerkingen


bottom of page