top of page

Ministra del Deporte presentó su renuncia



En la tarde de este jueves, 15 de febrero, la ministra del Deporte, Astrid Rodríguez, presentó oficialmente y ante el presidente Gustavo Petro su carta de renuncia al Gobierno Nacional, toda vez que ha sido cuestionada por la pérdida de los Juegos Panamericanos 2027 que iban a tener sede en Barranquilla.


"Cerca de cumplir un año al frente de esta cartera tan importante para la salud física y mental de los colombianos, quiero expresar mi más sincero agradecimiento por la oportunidad que usted me brindó, no solo a mí como persona, sino al gremio de los maestros y de los educadores físicos", afirma la misiva.



La salida de Astrid Rodríguez del Gobierno Nacional se da justo antes de que el Senado de la República la llamara a un debate de moción de censura por la pérdida de Barranquilla como sede de los Juegos Panamericanos 2027, para los cuales Colombia adelantó el pago de más de dos millones de dólares.


Fueron más de 30 los congresistas los que firmaron la proposición para la moción de censura, debido a que, según argumentaron, la responsabilidad de que Barranquilla no sea sede de los juegos internacionales cayó sobre la funcionaria, quien llegó hace menos de un año a reemplazar a María Isabel Urrutia, quien también salió en medio de cuestionamientos e investigaciones en la Fiscalía y la Procuraduría.


El 1 de febrero Panam Sport anunció que Colombia perdía de forma oficial la sede de los Juegos Panamericanos, asegurando que las sedes podrían ser Perú o Paraguay, dos países que se propusieron en medio del escándalo en Colombia que llevó a Astrid Rodríguez a salir de Palacio de Gobierno.


Mientras el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de La Rosa; el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char; y la directora del Departamento de Prosperidad Social, Laura Sarabia, en representación del presidente Gustavo Petro, se reunían en la Casa de Nariño, la Procuraduría General de la Nación llevaba a cabo una inspección en la sede del Ministerio de Hacienda. Esta acción se debió al escándalo suscitado por los Juegos Panamericanos 2027.


"En respuesta al escándalo por la cancelación de los Juegos Panamericanos, la Procuraduría General de la Nación se presentó en el Ministerio de Hacienda con el objetivo de recopilar información sobre los fondos que se habrían asignado para la realización de los eventos deportivos en Barranquilla”, declaró el Ministerio Público.


Claudia Hernández, la Procuradora Segunda Delegada para la Vigilancia de la Función Pública, quien lideró la diligencia, indicó que actualmente se está investigando si existió alguna falta disciplinaria por parte de los funcionarios del Gobierno Nacional que pudo haber causado que Barranquilla perdiera la oportunidad de ser la sede de las justas internacionales.


El senador del Partido Liberal, Mauricio Gómez Amín, había advertido desde agosto que el Ministerio del Deporte, liderado en ese momento por Astrid Rodríguez, no estaba avanzando con los trámites necesarios para confirmar a Barranquilla como sede de los Juegos Panamericanos 2027.



No obstante, la mañana del jueves 4 de enero, el congresista denunció públicamente que la Ministra del Deporte no solicitó al Ministerio de Hacienda los fondos necesarios para realizar el primer pago.


“La Ministra del Deporte nunca requirió al Ministerio de Hacienda para este pago. Ella pensó en su cabeza que ella podía pagar eso en enero, cuando estaba firmado un contrato en 40 países”, sostuvo el militante del Partido Liberal.


El dinero sí estaba: MinDeporte


El 7 de noviembre de 2023, representantes del Gobierno Nacional, de la Alcaldía de Barranquilla y de Panam Sports se reunieron para discutir la organización de los Juegos Panamericanos 2027, que tendrían a la capital del Atlántico como sede.


El documento resultante, que detalla cómo se realizarían los pagos acordados en el contrato, entre otras disposiciones, fue firmado por Astrid Rodríguez, ministra del Deporte y presidenta del comité organizador, y por Ana Eduarne Camacho, quien actuó como secretaria del comité.


Lea también:


En el acta se estableció que Elsa Noguera, entonces gobernadora del Atlántico, solicitó definir las sedes internas de los juegos para poder adecuar los centros deportivos y preparar los presupuestos correspondientes.


David Garzón, secretario del ministerio, indicó que se presentó al Gobierno Nacional el proyecto de financiación del 60 %, y se estableció el flujo de inversión, que podría modificarse con el tiempo. La propuesta es que el Gobierno Nacional aporte el 60 %, y el restante 40 % se distribuya entre los gobiernos locales, en función del número de ciudades participantes y de los acuerdos alcanzados con ellos, según consta en el acta.


Por su parte, Jaime Pumarejo, entonces alcalde de Barranquilla, afirmó que el Gobierno Nacional se encargaría del 60 % de la financiación, mientras que los gobiernos locales cubrirían el 40 % restante, para mantener a la ciudad como sede de los Juegos Panamericanos 2027.


El presupuesto de los 8 millones de dólares


Aunque ya se había realizado un pago que supera los dos millones de dólares, que según la Contraloría podrían perderse, aún quedaban casi seis millones de dólares por pagar para continuar con el contrato firmado entre Colombia y Panam Sport.


En la minuta, se especificó que, de acuerdo con la ministra del Deporte, Astrid Rodríguez, en su calidad de presidenta del comité organizador, existían los fondos necesarios para llevar a cabo los Juegos Panamericanos en el Atlántico.



El documento cita a la ministra Astrid Rodríguez reafirmando que el Ministerio dispone de los ocho millones de dólares, que deben ser transferidos en diciembre. Además, propuso al Comité Olímpico Colombiano como operador transitorio para gestionar los recursos.


Sin embargo, posteriormente Panam Sports confirmó a Colombia que Barranquilla ya no será la sede de los Juegos Panamericanos 2027, debido al incumplimiento de los pagos acordados en el contrato. A pesar de esto, parece que aún hay esperanza. COLPRENSA

Comments


bottom of page