top of page

"La Costa Nostra" ya encontró editorial para su publicación



Varios días después de conocerse la decisión de Editorial Planeta de no publicar el libro “La Costa Nostra”, acerca del clan Char, de Laura Ardila, se conoció que la periodista firmó un contrato con la editorial independiente Rey Naranjo para publicarlo antes de las elecciones de octubre.


Así lo informó el podcast El Hilo, que aseguró que el libro será respaldado además por la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y otras organizaciones periodísticas, así como por La Silla Vacía, medio para el que trabajaba Ardila.



La Costa Nostra es una investigación que la periodista documentó por dos años. En el libro relata cuáles fueron las prácticas que consolidaron a los Char como uno de los clanes más poderosos del país. El documento estaba editado y listo para ser salir al público, sin embargo –contó la autora– las directivas de Planeta decidieron no publicarlo por “temor a represalias legales”.


El escándalo de posible censura también llevó a la renuncia del editor literario, Juan David Correa, quien manifestó que los editores deben tener la plena libertad para proponerle discusiones a la sociedad.


“Ante la decisión corporativa de cancelar esta seria y sólida investigación periodística, mis posibilidades y legitimidad han sido diezmadas. Un editor necesita, sin duda, el respaldo y la libertad para pensar y decidir cuáles conversaciones le propone a una sociedad”, había dicho Correa.


Según la versión de la periodista Ardila, quien reveló el hecho en una columna en El Espectador, la editorial le informó que había tomado la decisión de no publicar el libro por instrucción de su sede en España y por temor a demandas del clan político.


“Hago pública esta historia porque creo que no solo es lamentable, sino que es de absoluto interés público, que una investigación periodística relevante no pueda ver la luz”, afirmó la periodista en su columna y añadió: “Además, lo cuento porque la no publicación de este libro abre una posibilidad de riesgo para mí, debido a que muchos de los personajes a los que alude la historia ya saben que este existe, pero —al menos que yo sepa— no conocen aún su contenido”.


Ardila, que ha trabajado en medios como La Silla Vacía y El Espectador, ha estudiado por años la política en la costa y los mecanismos que existen para la compra de votos y el clientelismo en la región.



¿Qué dijo Planeta?


Después de la denuncia de posible censura, la editorial publicó un comunicado en el que reforzó la idea de que el texto representaba una posibilidad, también, de recibir demandas por parte del Clan costeño.


“Tomamos la decisión de no publicar el libro después de tres dictámenes jurídicos que nos ratificaron que es un texto con importantes riesgos que, como empresa, decidimos no asumir. Cabe aclarar que la copia del manuscrito entregado por la autora, vía correo, ya le fue devuelto por ese mismo medio”, señaló Mariana Marczuk, directora general de Planeta. COLPRENSA

Comentários


bottom of page