JEP ordena a DIJIN abstenerse de acompañar a 'Otoniel' al momento de testificar



La Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, decretó medidas cautelares para proteger las declaraciones que está dando Darío Antonio Úsuga, más conocido con el alias de 'Otoniel', con el fin de tener completa confidencialidad en la información que pueda aportar ante los diferentes órganos del Sistema Integral para la paz.


Lea también: JEP ordena nuevas medidas para proteger a excombatientes


Entre las órdenes adoptadas, la JEP le ordena al director de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional, mayor general Fernando Murillo Orrego, que se abstenga de realizar actuaciones que afecten la reserva de las diligencias judiciales con la presencia de personal uniformado o ajeno al convocado por la JEP o la Comisión de la Verdad.


Lo anterior, debido a que el pasado jueves la JEP trató de tomar declaración de 'Otoniel', sobre ejecuciones extrajudiciales, pero por las condiciones en el que se encuentra en custodia de la Policía, afecta la recolección de la información.


Ese mismo día la JEP ordenó tareas para garantizar declaración. Pero en este caso, la decisión de imponer una medida cautelar va mucho más allá. Sin embargo, esto no quiere decir que no se vayan a considerar todas las medidas de seguridad donde se lleve a cabo la audiencia.


“Los aportes a la verdad permitirán que los procesos que actualmente adelanta o los que abra la JEP y las decisiones que se deriven de los mismos, sean más efectivas (...), el derecho a la verdad de las víctimas tiene un carácter fundamental”, señala la magistratura antes de advertir que esto no implica su admisión ante la Jurisdicción.


Lea también: JEP recibió informe sobre reclutamiento de menores


Dairo Úsuga ha sido llamado por la JEP a entregar testimonio dentro de la investigación por los asesinatos y desapariciones forzadas presentados como bajas en combate por agentes del Estado, así como la investigación de 3.582 hechos prohibidos por el Derecho Internacional Humanitario y los Derechos humanos en el Urabá. COLPRENSA