top of page

Este año van 199 asesinatos de líderes sociales



La Defensoría del Pueblo reportó ayer que se registraron 199 asesinatos de líderes sociales entre enero y el 30 de noviembre de este año, lo que supone “la cifra más alta” desde 2016, cuando esta institución del Estado comenzó a hacer registros.


Este número supera incluso las cifras de todo 2021, cuando 145 defensores de derechos humanos fueron asesinados, y los de los años anteriores, incluido 2020, que fue el año más letal para los líderes y hubo 182 asesinatos.



Según el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, este aumento se debe a una “ecuación” que mezcla “incremento de asesinatos de líderes sociales, el aumento en las hectáreas sembradas de cultivos ilícitos, así como también el control y la explotación de los grupos armados ilegales de las distintas rutas del narcotráfico”.


Esto quiere decir que el aumento de hectáreas de coca, que según la ONU también rozó máximos históricos el año pasado, pasando de 143.000 hectáreas en 2020 a 204.000 en 2021, ha provocado una mayor purga por el poder y el dominio tanto de los cultivos como de los corredores del narcotráfico, lo que ha derivado en el asesinato de quienes defienden su territorio y se oponen a estas dinámicas.


La paz que no llega a los territorios


La Defensoría del Pueblo aseguró también que desde el 7 de agosto, cuando Gustavo Petro llegó a la Presidencia de Colombia, se han registrado 66 asesinatos.


Es decir, que en los últimos cuatro meses se ha concentrado un tercio de los asesinatos, a pesar de las promesas y apuestas del nuevo Gobierno por llegar a diálogos y negociaciones con todos los grupos armados que actúan en el territorio.


En ese sentido, de momento solo se ha materializado el proceso para retomar las conversaciones con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, Eln.


“Los anuncios de paz total deberían reflejarse en una disminución de asesinatos de líderes sociales, pero eso no está ocurriendo”, lamentó el defensor.



Además, las cifras proporcionadas por la Defensoría son por primera vez superiores a las ofrecidas por otros organismos no estatales que llevan el monitoreo, como la ONU o el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, que hasta la fecha reporta 181 asesinatos de líderes sociales en lo que va de año.


También se destaca el aumento en la costa Pacífica, la región que, tras el acuerdo de paz, más ha percibido los latigazos de la violencia y existen “más vulneraciones de derechos humanos”. COLPRENSA

Kommentare


bottom of page