top of page

El nivel del mar aumentaría más rápido de lo que se tenía previsto



Un grupo de científicos advirtió que el nivel del mar aumentará más rápido de lo que se tenía previsto como consecuencia del devastador derretimiento de un glaciar en Groenlandia. Los expertos también señalan que esto evidencia que el planeta está perdiendo su capacidad para regular la temperatura en todo el mundo.


Un nuevo estudio mostró que en el glaciar Petermann, uno de los más grande Groenlandia, las mareas diarias que son cada vez más cálidas hicieron un agujero de más 200 metros de alto. Los científicos a cargo de la investigación temen que este fenómeno no se limite solo a ese glaciar y que las proyecciones sobre el aumento del nivel del mar sean peores a lo pronosticado.


“Son malas noticias”, dijo el autor del estudio Eric Rignot, glaciólogo de la Universidad de California Irvine, a AP.



“Sabemos que las proyecciones actuales son demasiado conservadoras. Sabemos que les cuesta mucho igualar el récord actual de derretimiento”, agregó el investigador del estudio que fue publicado el lunes en la Academia Nacional de Ciencias de EEUU.


Con la ayuda de satélites, los científicos pudieron establecer los drásticos cambios en el glaciar. Las corrientes de agua cálida tallaron una gran caverna en su interior y modificaron su forma.


“Tienes este flujo constante de agua de mar que va muchos kilómetros por debajo del glaciar y derrite el hielo”, dijo Rignot .


La investigación señala que la pérdida de hielo en todo el mundo y el aumento del nivel del mar podría incrementarse hasta el doble de rápido de lo que se pensaba.


Según el estudio, las tasas de derretimiento más altas se registraron en la zona del glaciar Petermann, que se estimó en alrededor de 60 a 100 metros de derretimiento de hielo por año.


Según Rignot, antes se solía pensar que las mareas diarias no eran una causa importante para el derretimiento de los glaciares, que la nieve que caía encima compensaba las corrientes cálidas. Sin embargo, el reciente estudio demuestra lo contrario.


“El agua de mar en realidad va mucho más lejos debajo del hielo a tierra (de lo que se pensaba anteriormente), kilómetros, no cientos de metros”, dijo Rignot.


“Y esa agua está llena de calor y es capaz de derretir los glaciares vigorosamente. Y es como la parte más sensible del glaciar”, agregó.


Entre 2010 y 2012, el glaciar Petermann perdió aproximadamente un tercio de su superficie al desprenderse dos enormes trozos de hielo de su plataforma.


El grupo de investigación que lideró Rignot encontró un enorme agujero en el glaciar de 204 metros de alto en la línea de conexión a tierra. Este hallazgo muestra que el derretimiento se incrementó en un 50% en comparación a las últimas mediciones, que se realizaron entre 2016 y 2019.


En 2006, Rignot visitó el glaciar y notó los movimientos del enorme cuerpo de hielo que lo asemejaron a un ser vivo.


“Cuando estás parado sobre el glaciar o durmiendo sobre él, escuchas ruido todo el tiempo, ruidos fuertes que se forman desde el interior profundo de las grietas”, dijo Rignot. “Ahí es donde el concepto de que un glaciar está vivo comienza a afectarte”, agregó.


Por otra parte, The Washington Post consultó a varios científicos para conocer su opinión sobre el estudio publicado el lunes. La mayoría dijo que está impresionado por la nueva medición. Sin embargo, dicen que aún no pueden estar seguro sobre las implicaciones.


“Las tasas de derretimiento reportadas son muy altas, mucho más altas de lo que sospechábamos en esa región”, dijo Hélène Seroussi, glacióloga del Dartmouth College, a The Washington Post.



Seroussi señaló que el nuevo estudio no hará que, por el momento, se cambie los modelos de proyección que utilizan los expertos para determinar el aumento del nivel del mar.


“Estamos a muchos años de implementar estos procesos correctamente en modelos numéricos”, dijo Seroussi.


Por su parte, el investigador Jason Box, del Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia, calificó la técnica de Rignot como inteligente y dijo que el estudio tiene sentido, ya que muestra que “el suministro de calor oceánico a las líneas de tierra de los glaciares de marea representa un potente efecto desestabilizador”. INFOBAE

Commentaires


bottom of page